• Actualidad Nacional
  • 27 de Feb, 2013

La confianza del consumidor, bajo mínimos

El 80% de los españoles ha cambiado sus hábitos de compra por la crisis y un 83% cree que no es buen momento para gastar en nada que no sea indispensable. Son datos del Índice Global de Confianza los Consumidores en el cuarto trimestre de 2012, elaborado por Nielsen, entre 58 países de todo el mundo.

España figura entre los estados de la UE donde la confianza de los consumidores es más baja: 46 puntos, dos menos que en el trimestre anterior y un ratio que nos coloca sólo por delante de Grecia (35 puntos y un descenso de 11), Hungría (37), Portugal (38, y una caída de 3 puntos) e Italia (39, con una baja de 7 ). Francia, con 52 puntos y un retroceso de 9 puntos, aparece justo al lado de nuestro país. En Alemania el índice asciende a 87 puntos, uno más que en el trimestre anterior y en Estados Unidos está en 89, con una bajada de un punto. Entre los países más optimistas están India, con 121 puntos; Filipinas, 119; Indonesia, 117 y Tailandia, con 115. El único país europeo con más de 100 es Noruega, que alcanza un total de 102 puntos.

Apenas el 15% de nuestros compatriotas opina que es buen momento para comprar cosas que necesita, frente al 46% que piensa que no es tan bueno o al 37% que estima cree que no es bueno. Por tanto, baja significativamente la intención de compra de casi todas las posibles cosas no estrictamente necesarias.

Así, una vez cubiertas las necesidades esenciales, un 34% señala que gastará en ocio fuera de casa (7 puntos menos que en el trimestre anterior); un 34% destinará dinero a ahorrar (3 puntos menos): un 26% comprará ropa (3 puntos menos); un 23% pagará deudas o gastos de la tarjeta de crédito (1 punto menos); un 22% gastará en vacaciones (3 puntos menos que el trimestre anterior, y 10 puntos menos que hace un año): un 14% piensa comprar cosas para el hogar y la decoración del mismo (4 puntos menos) y un 12% piensa adquirir productos de nuevas tecnologías (4 puntos menos que tres meses antes). Un 22% responde que no le queda nada de dinero extra una vez cubiertas sus necesidades esenciales, 4 puntos más que el trimestre anterior.

CRISIS Y AHORRO

En general no hay grandes variaciones en los temas que preocupan a los españoles respecto al trimestre anterior y que siguen siendo el paro (45%), la economía (40%) y la subida de precios (24%) El 93% de los españoles piensa que el país sufre una recesión económica, dos puntos menos que un trimestre antes y un 83% opina que no saldrá de ella en los próximos 12 meses, frente al 5% que cree que sí.

Además, un 82% reconoce haber cambiado sus hábitos de compra por la crisis tomando medidas para ahorrar. El 70% redujo sus gastos de ocio fuera de casa; el 67% ahorra en gas y electricidad; el 63% gasta menos en ropa; el 57% dice comprar marcas más baratas; el mismo porcentaje ahorra en gastos de teléfono; el 50% intenta ahorrar saliendo menos fines de semana y puentes; el 49% usa menos el coche; el 45% compra menos tecnologías y el 33% señala que ha dejado o dejará de fumar. Comparado con el trimestre anterior, aumenta significativamente el recorte de gastos en nuevas tecnologías, ropa y tabaco y crece la adquisición de marcas más baratas.

De acuerdo a los resultados del Índice, es evidente que la crisis está modificando los hábitos de consumo de los españoles, lo que debe ser tenido muy en cuenta por fabricantes y distribuidores para adaptarse a las medidas de ahorro y las nuevas intenciones de compra que se han ido consolidando.

EUROPA, MÁS OPTIMISTA

En Europa la tendencia es la misma, aunque más moderada. El 63% de los consumidores reconoce haber cambiado sus hábitos de compra por la crisis, con medidas de ahorro similares a la citadas por los españoles, aunque en general no son tan drásticas y generalizadas como en España, salvo algunas excepciones. Los europeos piensan ahorrar más que los españoles en vacaciones (un 27%), en ropa (29%) y en nuevas tecnologías (17%).

A la mayoría de los europeos también les preocupa menos el paro (lo cita en primer o segundo lugar un 24%, por el 45% de los españoles), y la economía (un 25%, frente al 40% en España). No obstante, muestran su intranquilidad por la subida del precio de la electricidad, el gas y el transporte (24%) y de los productos de alimentación (16%).

Un 72% de los europeos participantes en el estudio piensa que su país está en recesión (21 puntos menos que en España) y el 61% opina que no saldrá de ella en los próximos 12 meses, frente al 12% que cree que podrá superarla en ese tiempo.

El Índice Global de Confianza de los consumidores en el cuarto trimestre de 2012 se situó en 91 puntos, uno por debajo del trimestre anterior; pero dos puntos por encima del cuarto trimestre de 2011. De los 58 países analizados, la confianza descendió en 33, se mantuvo igual en 6 y aumentó en 19, en comparación con los tres meses anteriores.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.