• Opinión
  • 12 de Abr, 2018

Apostemos por la movilidad. Por Ignacio Peralta

Con cada nuevo año que comienza todos solemos reflexionar sobre cómo se ha desarrollado el año anterior y sobre qué esperamos del actual. Es un ejercicio natural, lógico de realizar y con resultados muy positivos.

Tenemos claro lo que ha ocurrido en este 2017. El mercado continúa manteniendo su crecimiento positivo, pero de una manera más controlada. El cierre que se ha producido de muchos establecimientos era previsible, y casi me atrevería a decir que inevitable, dado tal cantidad de oferta. El mercado de segunda mano coge fuerza nuevamente ante la aparición de apps que lo facilitan, al igual que la intención de salto a las e-bikes de muchos aficionados. El comienzo del auge de las e-bikes ya se siente de manera notable en el sector. Se han materializado concentraciones de establecimientos y se intuyen algunas otras. Por último y lamentablemente, se han apartado del plan MOVEA 2017 las subvenciones a las bicicletas eléctricas.

Ante este escenario, debemos reflexionar sobre lo que esperamos de este 2018 y aquello a lo que dar más fuerza o relevancia. Creo que el mercado de manera general seguirá con una tendencia positiva y similar en todos los puntos comentados. Veremos más cierres de establecimientos, las apps de segunda mano ganarán usuarios, las e-bikes continuarán camino de su consolidación y alguna concentración más de establecimientos veremos. Por último, y a pesar de los esfuerzos que se hacen desde determinados sectores, volveremos a ver la falta de inclusión de la bicicleta eléctrica en las subvenciones del plan MOVEA 2018 (ojalá aquí me equivoque).

Todos estamos entusiasmados con la creciente y buena evolución de las e-bikes en cualquiera de sus disciplinas, especialmente el auge que está teniendo en el sector montaña. Ahora bien, el verdadero reto (y tesoro) para el sector es conseguir fomentar la movilidad urbana mediante la bicicleta y especialmente mediante la eléctrica. No debemos esperar a que sea una realidad promovida por otros y entonces reaccionar, tal vez sea demasiado tarde. Debemos ser elementos partícipes y propulsores del cambio de esta nueva forma de entender la movilidad en las ciudades: más sana, más saludable y menos nociva para el medio ambiente.

Como profesionales del sector, debemos reconocer los miles de potenciales usuarios que están ahí, dispuestos a dar el paso y pasarse a la movilidad saludable (algunos de ellos ya lo hacen con las distintas opciones que tienen a su alcance: bicicletas públicas, bikesharing, etc.). Debemos activarlos, explicarles las bondades de este tipo de trasporte y convencerlos. Traerlos a nuestros comercios y fidelizarlos.

Si trabajamos esos espacios en los establecimientos, si damos fuerza a lo urbano (tanto en bicicletas como en equipamiento), si creemos que el mayor crecimiento puede venir por trabajar la sostenibilidad y la movilidad conseguiremos más usuarios, más clientes, junto con una sociedad más sana, más fanática de las dos ruedas y menos sedentaria.

Por ello, tanto si eres profesional del sector como aficionado, apuesta por la movilidad saludable, apuesta por lo urbano y ayúdanos a conquistar nuevos clientes al sector.

Por Ignacio Peralta
Sales Manager en Gympass
www.ignacioperalta.net

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.