• Opinión
  • 13 de Jun, 2018

Opinión: Punto de Inflexión

Por Ignacio Peralta - Sales Manager en Gympass

En los últimos años, hemos podido ver como el mundo del retail ha sufrido una transformación impresionante debido a la entrada de las nuevas tecnologías. El concepto de omnicanalidad se ha instaurado en la gran mayoría de planes estratégicos de todas las compañías.

Ahora bien, este nuevo concepto, muy necesario por cierto, no se ha instaurado o tenido en cuenta por igual en todos los sectores. En algunos de ellos se ha estado observando los avances tecnológicos desde un punto de vista más como amenaza que como posible oportunidad, centrándose más en lo que nos quita que en lo que nos puede aportar. Este posicionamiento, esta forma de afrontar los cambios, ha hecho que se haya perdido la oportunidad de posicionarse en primera fila, de entrar en el corte, quedándose en muchos casos a cola de pelotón. Casos de este tipo es el de muchas tiendas de running especializadas y el de otras muchas tiendas de ciclismo en general.

Es verdad que los buenos años de ventas no ayudaron a cambiar el chip, a entender que antes o después sería necesario este cambio. Tanto marcas, distribuidores, como tiendas disfrutaron de unos años gloriosos, donde con muy “pocos” cambios las ventas seguían saliendo. Tanto es así que la proliferación de nuevos comercios era algo del día a día. Continuamente leíamos noticias sobre nuevas aperturas por todo el territorio nacional. Esto hizo que, a pesar de la aparición de operadores tecnológicos que podían convertirse en una amenaza en un futuro, poco o muy poco se hiciera al respecto.

Esos años de bonanza nos han dejado. Las ventas han disminuido sensiblemente, obligando a muchos comercios a cerrar y a otros muchos replantearse su modelo de negocio. Lo mismo ocurre a marcas y distribuidores, sus estrategias de crecimiento hasta ahora muy válidas, basadas en muchos casos en las programaciones, han de revisarse y modificarse. Todo ello unido paradójicamente a un aumento muy significativo del uso de la bicicleta, tanto en lo deportivo como en movilidad.

Pues bien, el momento del cambio ya ha llegado. La evolución entre la manera de hacer las cosas en el pasado y cómo hacerlas en un futuro está aquí. Se hace necesario entender que el sector debe transformarse digitalmente en su totalidad, que todos sus intervinientes deben dar pasos hacía esa omnicanalidad. La información debe fluir entre marcas y tiendas, los stocks deben ser cosa de todos y no de unos pocos, las ventas on-line no puede ser sólo de algunos “big players” para ser parte normal de todos.

La nueva aparición de la Asociación Española del Comercio Minorista de la Bicicleta, ATEBI, debe ser ese punto de partida, ese punto de inflexión. En ella se encuentran adscritos una gran parte de las principales tiendas del país. Su creación debe marcar la necesidad de transformación del todo el sector a nivel nacional.

El sector debe transformarse digitalmente en su totalidad, que todos sus intervinientes deben dar pasos hacía esa omnicalidad

Las tiendas, gracias a que los medios tecnológicos lo permiten, deben comenzar a exigir de manera natural una necesidad de stock más liviana, más controlada, siendo marcas y distribuidores los principales actores que soporten este coste, pudiendo así centrarse en lo fundamental, la venta. Con las mejoras de eficiencia que se han dado actualmente en el sector logístico, hemos de aprovechar todos a nivel reposición, a nivel catálogo de producto, a nivel piezas de reparación. Hoy más que nunca es posible ofrecer un servicio o producto sin necesariamente tenerlo en casa.

Para que todo esto funciones, para que la eficiencia y la conectividad llegue a todos, el sector en su conjunto debe hacer un esfuerzo por dar pasos hacia la digitalización. A un gran número de comercios más pequeños, bien por recursos, bien por desconocimiento, les queda avanzar en este punto. Y es ahí donde todos debemos ayudarnos y complementarnos, buscando sinergias en conocimiento, invirtiendo hoy para recoger en un mañana.

Es el momento de que nuestro sector se reinvente, que se produzca ese deseado punto de inflexión donde todos ganemos. Un sector digital, unido, dónde la información fluya de unos a otros y nos ayude a entender y optimizar nuestros recursos. Un sector que promueva de manera unánime el uso de la bicicleta como alternativa a la movilidad y a la sostenibilidad. Un sector que trabaje por una mayor seguridad vial y por tanto un mayor uso de la bicicleta.

Atrevámonos, demos paso a las nuevas tecnologías sin reparo, ayudémonos de ellas para mejorar y optimizar nuestros negocios. Busquemos nuestro punto de inflexión de manera individual y con él vendrá el de todo el sector.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.