• accesorios
  • 15 de Abr, 2014

Clearprotect, protección invisible para tu bicicleta

Clearprotect es una empresa francesa especializada en el diseño y fabricación de protecciones invisibles y que se creó para poder acercar al gran público un material de alta tecnología creado para uso aeronáutico. Tras la experiencia acumulada en el sector de la automoción, han empezado a diseñar una serie de productos específicos para el mundo de la bicicleta para protegerlas de golpes (tubo diagonal, vainas...) y de rozaduras producidas por elementos externos como, por ejemplo, sucede con las fundas de los cables (horquilla, tubo de dirección...).

Las protecciones Clearprotect se caracterizan por ser totalmente invisibles y ofrecer una larga duración y resistencia, no amarillear con el tiempo y no despegarse.
Concretamente la oferta de Clearprotect se basa en unos kits que contienen diferentes láminas de poliuretano de 200micras (0,2mm) cortadas y con una calidad que muchos equipos ciclistas de MTB, descenso y enduro vienen usando, así como los equipos profesionales de carretera Sojasun y Team Europcar.

Su característica principal es que las láminas son totalmente invisibles por lo que no causan ningún cambio aparente en la estética de la bicicleta. El material base es muy resistente, no se rompe, no se despega y no se perfora por culpa de las agresiones externas; es perfectamente resistente al agua, resistente a los rayos UV y a las variaciones de temperatura (máxima resistencia entre -40 ° C y 135 ° C); no amarillea, es ecológico (reciclable sin vertido de compuestos peligrosos), no requiere ningún mantenimiento especial y se puede quitar sin transferencia de pegamento residual a la superficie del cuadro.

Un aspecto a destacar es la garantía que ofrece de 5 años contra el amarilleamiento, el agrietamiento y la delaminación.

Os dejamos un par de videos que muestran las propiedades de las láminas:
http://youtu.be/QPUakyW69Dg - resistencia a la perforación
http://youtu.be/HB0HLJtNfnY - resistencia a las ralladuras y a los golpes

Otra de las características que identifican a Clearprotect, en este caso en el punto de venta y como ventaja para el usuario, son los formatos de presentación que facilitan la elección entre uno u otro kit en función del tipo de protección deseado para cada bicicleta.

Los kits van desde una protección básica que cubre las vainas, tubo diagonal y tubo de dirección (roce de los cables) y que se identifica como “S”, a una protección más completa identificada como “L” que llega a proteger, además, el tirante derecho y el tubo superior. También se ofrece un kit especial para proteger las horquillas de suspensión y, como novedad reciente, se ha presentado un kit especial llamado XTREM para bicicletas de descenso, cuya particularidad radica en que el grosor de las láminas es de 700micras (0,7mm) y que protege tanto la vaina y tirante derechos así como la parte baja del tubo diagonal y tubo de pedalier.

En la imagen se pueden identificar los diferentes kits y las zonas protegidas de una manera más gráfica. Y aunque si bien se identifican diferentes tipos de bicicleta (carretera, MTB, Enduro, etc.), será el nivel de protección que el usuario quiera dar a su bicicleta el que hará que se decida por un kit u otro, más que el tipo de bicicleta en sí.

Clearprotect ha lanzado recientemente otros formatos pensados específicamente ara la bicicleta de ciudad y de BMX que en breve estarán también disponibles.
En cuanto al modo de aplicación, las láminas de Clearprotect se instalan mediante un procedimiento muy sencillo pero que es necesario respetar para una correcta manipulación y para conseguir una colocación óptima. Los pasos se listan a continuación:

. Limpiar la superficie a proteger para eliminar el polvo de la zona de aplicación. Se recomienda hacerlo con alcohol o con limpiacristales.
. Retirar el film protector de la pegatina de Clearprotect que vaya a instalar
. Humedecer la película con limpiacristales (sobre la parte adhesiva). Como pequeños trucos, recomendamos realizar esta operación sobre una mesa, utilizar limpiacristales que contenga alcohol (ya que se va a evapora más fácilmente), así como también humedecerse los dedos con el mismo limpiacristales para evitar manchar la película mientras se manipula
. Posicionar la película sobre la parte a proteger. Se apreciará que mientras la película esté húmeda, se puede recolocar para conseguir una colocación óptima
. Repasar la película con el fieltro proporcionado en el kit desde el centro de la lámina hacia los extremos para conseguir un correcto pegado de la lámina y con el objetivo de eliminar cualquier burbuja o arruga que hubiera podido aparecer durante el proceso de colocación.

Una vez finalizado, el usuario disfrutará de una bicicleta protegida contra golpes y ralladuras y, gracias a la durabilidad de estas láminas, conservar el estado original de la bicicleta, lo que puede aumentar sensiblemente el valor de su bicicleta de cara a una posible reventa.

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.