• road bike
  • 01 de Dic, 2014

Orica-GreenEdge sufre un robo de 200.000 euros

Los ladrones visitaron la sede que tiene el equipo Orica-GreenEdge en Brunello, la localidad italiana de la provincia de Varese, y se hicieron con un botín en material que puede rondar los 200.000 euros. Una auténtica faena que va más allá del importante valor económico de lo sustraído, ya que ha afectado a algunas de las monturas más importantes para el equipo World Tour y para la selección australiana de pista.

Visto cómo fue el golpe, parece claro que los ladrones sabían perfectamente lo que se traían entre manos. El robo sucedió en la noche del miércoles al jueves y fue descubierto ayer por la mañana. En el inventario 45 cuadros, 70 grupos incluyendo los cambios y el sistema de frenos, diferentes ruedas y una camioneta del equipo donde posiblemente huyeron los ladrones con todos los objetos.

La camioneta fue encontrada poco después gracias al sistema de seguimiento de GPS vía satélite que lleva el vehículo y aunque aún estaba por confirmarse, en su interior podría estar recuperado parte del material.

A día de hoy y de cara a la preparación de la pretemporada, el problema de los grupos parece el más complicado de reparar y reponer para el conjunto aussie. Lo cierto es que en los últimos tiempos, se han acumulado sobre todo en Italia los robos a equipos ciclistas, hasta el punto de que en varios casos hubo quien tuvo que renunciar a tomar parte en alguna carrera o correr con material prestado por los rivales.
 

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.