Compartir:
Facebook
Twitter
07-01-2016
bikecracia

La Generalitat proyecta por sorpresa un gran ‘carril bici’ en el Maresme

De forma unilateral, el departament de Territori i Sostenibilitat (TES) de la Generalitat en funciones ha adjudicado la redacción del proyecto de ‘carril bici’ del Maresme. Una infraestructura, que según lo que había acordado con el Consell Comarcal del Maresme, como todas las referentes a la movilidad comarcal, debería consensuarse con los miembros de la Comissió de Mobilitat –que no se ha reunido aún esta legislatura- integrada por representantes municipales, políticos y del tejido social, así como las diversas plataformas reivindicativas.

En este sentido, la comarca ya se decantó por un proyecto global de pacificación de la N-II para reconvertirla en un gran paseo urbano para conectar las poblaciones del litoral, pero para ello es preciso desencallar la gratuidad de la C-32, algo que la Generalitat mantiene en suspenso.

Fuentes del Departament apuntan que la del ‘carril bici’ se trata de una propuesta para pacificar la N-II, que está en proceso de redacción para definir los posibles trazados y alternativas, así como conocer en qué puntos se puede vincular con la carretera nacional. Una vez realizado este trabajo, aseguran que se presentará al territorio, antes de impulsar el proyecto definitivo ya que ahora no ven lógico convocar reuniones para decidir lo que se lleva a cabo sin disponer de una planificación previa.

La clave: gratuidad de los peajes
En cuanto a la eliminación de los peajes, el TES la desvincula del proyecto de ‘carril bici’ y asegura que “este debate lo damos por cerrado”, todo lo contrario de lo que mantienen las plataformas reivindicativas integradas en MobCat que exigen un compromiso firme de finalización de la concesión en el 2021.

El estudio previo del ‘carril bici del Maresme’ entre Badalona y Blanes, contempla las alternativas técnicamente viables para su implantación para que discurra a lo largo del frente marítimo del Maresme, de una longitud de unos 56 kilómetros y que pasará por los términos municipales de Badalona, Montgat, El Masnou, Premià de Mar, Vilassar de Mar, Cabrera de Mar, Mataró, Sant Andreu de Llavaneres, Sant Vicenç de Montalt, Caldes d’Estrac, Arenys de Mar, Canet de Mar, Sant Pol de Mar, Calella, Pineda de Mar, Santa Susanna, Malgrat de Mar y Blanes.

La anchura prevista para el carril bici será de tres metros, pero adaptable y reducible según las condiciones del terreno. El presupuesto previsto de las obras es de 10 millones de euros. Actualmente algunos municipios de la costa del Maresme ya disponen de carril bici en su frente marítimo, pero les falta continuidad. Por tanto, el proyecto estudiará la implantación de nuevos tramos para conectar los existentes y así poder cubrir todo el frente marítimo del Maresme.

Preferentemente por el frente marítimo
La vía proyectada será preferentemente de uso exclusivo para bicicletas, siempre y cuando sea técnica y económicamente viable, aunque puede que en algunos tramos sea de uso compartido con peatones o puntualmente con vehículos motorizados. Siempre que la orografía lo permita, el carril bici se dispondrá por frente marítimo.

En caso de que no sea posible su trazado discurrirá por el interior. Se analizará también el estado de los carriles bici existentes y se valorará su acondicionamiento en caso de que sea necesario. También habrá que estudiar cuáles son las previsiones futuras respecto vías ciclables desarrolladas o en fase de desarrollo en los diversos estudios de movilidad y planeamientos urbanísticos de los municipios involucrados.

Para los nuevos tramos de carril bici se estudiarán, en su caso, varias alternativas de trazado o diferentes soluciones o alternativas viables para el mismo tramo que puedan ser ejecutadas en diferentes plazos en función del presupuesto. 

Fuente: La Vanguardia. 

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más información