Compartir:
Facebook
Twitter
22-06-2017
bikecracia

Más de la mitad de los conductores reconoce no respetar la distancia de seguridad con los ciclistas

El 51% de los conductores reconoce que no respeta la distancia de seguridad con los ciclistas. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de la segunda edición del informe del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA sobre ‘Hábitos de conducción en España’, elaborado con Kantar TNS a través de más de 3.000 encuestas y cuyos resultados se han presentado hoy en rueda de prensa en la DGT.

De acuerdo a este estudio, que recoge percepciones sobre seguridad, comportamientos en carretera y medidas preventivas, pese a que el 56% de los conductores españoles ha declarado que considera que no respetar la distancia de seguridad al adelantar un ciclista es muy peligroso, más de la mitad de ellos lo hacen y, además, un 44% reconoce que alguna vez ha invadido el carril bici. Unos comportamientos especialmente peligrosos considerando que, solo en la primera mitad de 2017, una veintena de ciclistas han perdido la vida en las carreteras españolas.

El 25% habla por teléfono sin manos libres
Por otra parte, los datos recogidos por el segundo informe del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA sobre ‘Hábitos de conducción en España’ muestran un alto reconocimiento entre la población conductora de comportamientos de riesgo en lo relativo al uso de dispositivos tecnológicos mientras conduce. Así, el 25% de los conductores habla por teléfono sin manos libres, la misma proporción que declara leer mensajes cuando conduce, mientras que un 18% admite que los envía. Además, un 35% de la población conductora española manipula el navegador mientras conduce.

Consumo de alcohol y drogas

En esta segunda oleada del estudio, el 50% de los conductores declara que alguna vez ha conducido tras haber bebido algo de alcohol y un 14% lo hace con cierta frecuencia, a pesar de que un 69% de los conductores lo considera una práctica muy peligrosa, solo por detrás de conducir tras haber consumido drogas.

De acuerdo a este estudio, se observa, además, cierto desconocimiento del límite legal de alcohol en aire permitido: solo 4 de cada 10 conductores conoce dicho límite (0,25 mg/l de aire) aunque el mismo número de conductores cree que la ley es más restrictiva y menciona límites inferiores (0,10 g/l el 10% y 0,15g/l el 21%) o incluso cero.

En lo relativo a la conducción tras el consumo de drogas, un 79% de los conductores lo considera una práctica muy peligrosa, pero aun así, encontramos que un 24% declara que en alguna ocasión ha conducido después de haber consumido drogas, y un 13% lo realiza con cierta frecuencia.

El uso del cinturón, todavía asignatura pendiente
En lo relativo a los sistemas de retención y seguridad, es muy destacable que un 31% de la población conductora reconoce haber conducido alguna vez sin llevar el cinturón de seguridad, de los que algo menos de la mitad asegura hacerlo con una frecuencia elevada.

Por su parte, un 40% declara que alguna vez ha conducido su moto sin casco y un 22% lo ha hecho con cierta frecuencia. Ambos comportamientos son, sin embargo, considerados muy peligrosos por un elevado número de españoles: un 59% considera muy peligroso conducir sin cinturón y un 66% sin casco.

En el caso de los sistemas de retención infantil (SRI), todavía un 31% de los conductores desconoce la correcta normativa que dice que los menores de edad y estatura igual o inferior a 135 cm deben usar sillas homologadas y colocadas correctamente en los asientos traseros. Un considerable 31% cree erróneamente que los mayores de 12 años y menos de 135 cm pueden viajar sólo con el cinturón de seguridad y un 6% que los menores obligados a usar SRI pueden usar en alguna ocasión el asiento delantero.

Consumo de medicamentos
Según los datos recogidos por el estudio, la conducción tras haber tomado un medicamento solo es considerada una práctica muy peligrosa por el 26% de los conductores españoles, siendo de hecho una de las prácticas de riesgo menos percibidas como tal.

En consonancia con este dato, casi 6 de cada 10 conductores españoles declaran que alguna vez han conducido tras tomar medicamentos y un 14% lo hace de manera frecuente.

A pesar de ello, un 50% de los conductores españoles dice informarse siempre sobre las recomendaciones de conducción cuando va a tomar un medicamento y un 31% se informa a veces. El colectivo que más se informa siempre es el de mayores de 60 años (64%). Una vez conocidos los riesgos de conducir, sólo el 17% de los conductores que se han informado ha conducido a pesar de saber que era recomendable no hacerlo. Esta cifra sube al 24% en el caso de los motoristas y al 20% en el segmento 35-45 años.

Ponle Freno, una clara influencia positiva al volante
Los conductores españoles demandan formación para mejorar en temas de seguridad vial en nuestro país, y así, además de un 60% que alude a las mejoras en la infraestructura viaria, la mayoría de los conductores españoles mencionan medidas relacionadas con la concienciación sobre los efectos del alcohol y las drogas (66%), sobre el uso del cinturón (60%) y el casco (59%) entre otras.

En esta línea, 6 de cada 10 conductores españoles consideran que las campañas realizadas por Ponle Freno son una clara influencia positiva a la hora de ponerse al volante y adoptar el comportamiento y la actitud adecuada.

La importancia del factor humano
En otro orden de cosas, la inmensa mayoría de los encuestados, el 86%, considera que los factores personales son claramente el principal responsable de los accidentes de carretera, muy por delante del estado del vehículo y de los factores externos.

Finalmente, el estudio también tiene en cuenta los factores que más afectan a la hora de coger el coche. En primer lugar se sitúa llevar menores en el vehículo, con un porcentaje del 45% entre los encuestados, seguido de los peligros en carretera (40%) y de haber vivido un accidente de tráfico (34%).

El segundo informe del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA sobre ‘Hábitos de conducción en España’, elaborado con Kantar TNS, se ha realizado con una muestra de 3.000 entrevistas (Sistema CAWI) entre un universo de población conductora, siendo imprescindible una frecuencia de conducción de al menos 2-3 veces por semana, con representatividad de género, edades y comunidades autónomas.

El Centro de Estudios Ponle Freno-AXA de Seguridad Vial es un proyecto que nace en mayo de 2013, un año después de la entrada de la aseguradora AXA como socio estratégico de Ponle Freno. Desde su creación, entre otras acciones, ha publicado una decena de informes sobre siniestralidad y hábitos de conducción, y ha lanzado diversas campañas de concienciación. Su trabajo persigue el objetivo de lograr el objetivo del Manifiesto Ponle Freno, “2020 Cero Víctimas”.
 

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más información