• componentes
  • 17 de Mar, 2014

Shark, la evolución necesaria del sillín

El sillín es uno de los tres puntos de apoyo del ciclista y si está colocado correctamente, soporta el 60% de la masa del cuerpo y tiene la misión de ser el punto desde donde las piernas empujan para transmitir la fuerza a los pedales.

El ciclista se apoya sobre el sillín sus dos isquiones para estabilizar la cadera y permitir que las dos piernas distribuyan por igual la energía sobre los pedales. De esta manera se consigue un centro de gravedad perfecto, ambas formas de apoyo del cuerpo dejan derecho y centrado sobre el sillín.

Por tanto, el sillín es un elemento crucial en la biomecánica del ciclista, porque un mal apoyo puede generar un problema para el ciclista como una sobrecarga perineal, o dolores en las rodillas, porque las cargas de fuerza en las piernas trabajan descompensadas. La industria de la bicicleta ha tratado de resolver estos problemas de mal apoyo del cuerpo con varias mediciones diferentes con sillines más acolchados, más amplios, o bien con canales anti prostático.

Ninguna de estas soluciones ha dado resultados positivos a estos problemas: el ciclista se sienta mal en sobre el sillín por varias razones diferentes; rotaciones de cadera, diferencias en las extremidades, técnicas de pedaleo ineficientes etc. Es cierto que un sillín determinado puede ser una solución para un ciclista en particular, posiblemente por casualidad, pero el Shark favorece al ciclista a estar mejor sentado y posicionado sobre la bicicleta.

El Shark nace de buscar el origen de este problema frecuente de los ciclistas para resolverlo. Inventado por el biomecánico Custom4.us Jon Iriberri y desarrollado por el fabricante nacional de sillines Essax, la nueva aleta de tiburón sobre el sillín es la aportación tecnológica más importante sobre la mejora de posición del ciclista en las últimas décadas. Lo que lo hace reconocible y totalmente diferente de otros sillines por su aleta de tiburón por este motivo recibe el nombre de Shark.

¿Cómo funciona un ciclista sobre un sillín?
Cuando nos sentamos sobre el sillín tenemos dos puntos básicos de apoyo y uno secundario. Los puntos básicos son los 2 Isquiones y el secundario es el perineo. Si uno de los soportes básicos (Isquiones) no está en el lugar correcto el otro punto soporta una mayor presión por lo que se produce una sobrecarga muy conocida por los ciclistas después muchas horas sobre el sillín y apoyados frecuentemente sobre el isquion derecho.

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.