Compartir:
Facebook
Twitter
24-12-2015
componentes

Visitamos Essax: el proceso de fabricación de un sillín

revcms_render_image.aspx?date=&id=&mode=1&width=320&height=240
  1. 1/8

  2. 2/8

  3. 3/8

  4. 4/8

  5. 5/8

  6. 6/8

  7. 7/8

  8. 8/8

El pasado mes tuvimos la oportunidad de visitar Essax , una empresa alicantina dedicada a la fabricación artesanal de sillines de bicicleta. Situada en Sax, en la comarca del Alto Vinalopó; un área reconocida mundialmente por su calidad en la fabricación de calzado y sus componentes. De ahí surgen sus orígenes.

Nos cuenta Jónathan que, con más de 25 años de experiencia en la fabricación de artículos técnicos en espuma de poliuretano y piel, los primeros vestigios de la marca surgieron en una feria de calzado en la que alguien comentó: "Una plantilla es igual que un sillín; espuma forrada en piel. Sólo le faltan una base y una varilla". Esta frase y el hecho de vivir en una zona con una gran afición a la bicicleta y, sobre todo, el amor por el ciclismo de su gerente y fundador, Joaquín Gil, fueron el caldo de cultivo perfecto que propició el nacimiento de Essax en el año 2007. Desde entonces y hasta hoy la ilusión por el producto y la marca siguen intactos. Como nos comentan “tenemos la inmensa suerte de trabajar en nuestra pasión, e intentamos trasladarla a todos y cada uno de los sillines que salen de nuestra fábrica”.

1. El primer paso consiste en la fabricación del chasis, que es el elemento principal, sobre el que confluyen casi todos los procesos y materiales posteriores. Se realiza mediante un molde de inyección, y dependiendo del modelo, los materiales empleados serán Bio-plástico reforzado con fibra de carbono, o polipropileno con un 30% de fibra de vidrio.

2. Seguidamente nos disponemos a fabricar la espuma del sillín. Para ello, introducimos el chasis anteriormente citado dentro del molde de la espuma, para que el proceso sea in-mold, es decir; al mismo tiempo que se moldea la espuma de poliuretano, se fija sobre la superficie del chasis sin necesidad de adhesivos en un paso posterior, cuya unión será mucho más resistente y homogénea.

3. En el siguiente paso toma protagonismo el forro, la parte visible del sillín. Para ello, y primeramente, se habrá seleccionado el material en función del modelo. Trabajando siempre con microfibras plásticas de alta resistencia a la abrasión, los acabados superficiales pueden ser parecidos a la piel natural (napa), brillantes tipo charol, aterciopelados (nobuck), o parecidos al neopreno.

4. El cuarto paso es el de decorar ese forro con un diseño gráfico, que se realiza uno a uno mediante el proceso de la serigrafía.
Este es un proceso sumamente importante, en el que trabajan continuamente en introducir mejoras, y estudiando el comportamiento de diferentes componentes y colores sobre diferentes superficies, su desgaste, la exposición a la intemperie...

5. Una vez se tiene todas las piezas que conforman el sillín por separado, se unen entre sí. Tanto al chasis y espuma como el forro ya troquelado se les aplican adhesivos,para seguidamente comenzar con su forrado a mano. Es el proceso más llamativo para todo aquel que visita la fábrica. Se puede comprobar in situ la habilidad de los operarios en este complejo proceso, que es con el que se le da el aspecto casi definitivo al sillín y en el que están en juego todos los pasos anteriores.

6 Una vez forrado, el sillín está listo para el último paso, que no es otro que colocarle los raíles, que pueden ser de carbono, titanio, cromo y acero.

¡Et voilà! Un sillín Essax ya está totalmente acabado. Y así con todos y cada uno de ellos, porque si algo caracteriza Essax, es el hecho de fabricar artesanalmente.
 

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más información