Compartir:
Facebook
Twitter
03-05-2016
componentes

División en el sector por los frenos de disco

La prohibición del uso del freno de disco por parte de la UCI y las federaciones francesa y española ha comportado cierto desconcierto en el mundo del ciclismo. Marcas, tiendas, ciclistas profesionales, aficionados y público en general, intentan asumir esta nueva realidad mientras restan a la espera de una decisión firme y definitiva por parte de los órganos legislativos.

La cautela es el mejor aliado, de momento, de las marcas productoras de bicicletas con frenos de disco. Un posicionamiento a favor o en contra de la decisión de la UCI y de federaciones tan potentes como la francesa y la española podrían condicionar el mercado, los consumidores y los vendedores.

Es pronto para declarar públicamente una postura por nuestra parte que podría afectar a tiendas y consumidores. Estamos estudiando el caso y los distintos actores de momento”, afirmaba el representante de una importante marca productora de bicicletas. “Queremos esperar un poco a ver cómo reaccionan la UCI y las federaciones antes de emitir un juicio. Estamos esperando para saber cómo actuar”, proseguían desde otra importante marca de bicis. “Desde nuestra empresa no entramos en valorar las decisiones de los más altos organismos del ciclismo. Las tratamos con el más absoluto de los respetos”, concluían desde otra marca.

En este sentido, el respeto hacía la decisión de la UCI es prácticamente unánime. Desde Orbea, por ejemplo, aun afirmando que están a favor de los frenos de disco, se mostraban de acuerdo con la decisión del máximo organismo mundial del ciclismo. Un poco más crítico se mostraba el representante de DTSwiss, quien calificaba de impulsiva la decisión de la UCI razonando que “antes de prohibir los discos sería mejor pensar cómo se puede mejorar la seguridad de una bici de carretera con freno disco”.

Una solución que prácticamente todo el mundo tiene clara: “Suponemos que lo más normal sería hacer algún tipo de protección”, explicaban los representantes de la marca Vitoria. “Un protector para los discos como existen ya en las motos”, concretaban desde la tienda Tomás Domingo.

En DTSwiss, lo tienen claro: “Las innovaciones no se pueden parar sobre todo si la UCI quiere seguir captando la atención de todo el público”. Y en la misma línea se mostraban los representantes de la tienda Pro Bike: “No entendemos cómo puede irse contra una tecnología que hace más seguro el uso de la bici. La industria se centró en ello hace tres años porque claramente mejoraba la performance de la bici”. En este punto, pero, no todo el mundo está de acuerdo. Desde las tiendas Pavé Culture Cycliste y Galvesport, por ejemplo, son muy críticos con el posicionamiento de algunas marcas ya que consideran que están imponiendo una innovación que no gusta a todo el mundo.

La decisión de la UCI conlleva un seguido de consecuencias que no ha dejado a nadie indiferente. Las principales marcas productoras de bicicletas con frenos de disco explican que ya están sufriendo la postura de la UCI: “Han pasado muy pocos días desde que la UCI anunció su decisión, y ya nos está afectando, están bajando las ventas”, explican desde  Vitoria. Más contundente aún se mostraba el representante de Macario quien afirmaba que cualquier hecho negativo para el ciclismo es malo para el sector y para “nuestra actividad de negocio”. En Tomás Domingo, las secuelas son aún más grandes: “De momento nos está afectando muy negativamente ya que tenemos bicis en stock con frenos de disco que nos vamos a comer, además de los clientes que quieren devolver sus bicis porque no les dejan participar en marchas cicloturistas”.

No obstante hay quien se muestra más optimista y cree que al final el freno de disco acabará imponiéndose ya que es una innovación que funciona. “Nosotros no dudaremos en seguir aconsejando los frenos de disco en carretera porque estamos convencidos de que mejora la conducción i prestaciones”, aseguran des de Pro Bike. Una tesis que concuerda con la de la marca DTSwiss: “Desde luego la nueva generación de profesionales y aficionados va a abrirse a las nuevas tendencias. Es inevitable”.

La polémica está servida y la diversidad de opiniones entre los agentes implicados también. La UCI por su parte continúa gestionando la controversia. El último movimiento ha sido levantar el veto en el mes de junio, cuando finalice el Giro, y volver a permitir la utilización de los frenos de disco en las carreras que preceden el Tour de Francia. La condición es que se redondeen totalmente los bordes de los discos y se eviten las muescas en forma de sierra

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más información