Compartir:
Facebook
Twitter
08-06-2016
componentes

Fox lanza la nueva tija telescópica Transfer

revcms_render_image.aspx?date=&id=&mode=1&width=320&height=240
  1. 1/7

  2. 2/7

  3. 3/7

  4. 4/7

  5. 5/7

  6. 6/7

  7. 7/7

La nueva tija telescópica Transfer de Fox tiene cableado externo o interno, tres recorridos 100, 120 o 150 mm, dos diámetros, funcionamiento hidráulico, accionamiento por cable, ajuste infinito, mandos superior para trasmisiones de 2 y 3 platos o inferior para las de un único plato, 525g y, como novedad, recubrimiento Kashima Coat en el modelo Factory.

Revolución frente a efectividad

La nueva Transfer no busca el efecto sorpresa inmediato, busca la conquista a largo plazo. Busca la fiabilidad y el perfecto funcionamiento, las dos premisas que realmente valora el consumidor. En su creación se ha partido de cero con dos objetivos muy claros: máxima fiabilidad y precio asequible. Ambas cosas se han conseguido, porque en esos dos años de pruebas acumuladas, la nueva Transfer no ha mostrado signos de flaqueza incluso con un mantenimiento nulo.

2x2x3x2x2

Factory o Performance. Cableado interno o externo. 100, 120 o 150 mm de recorrido. Dos diámetros, y finalmente, dos tipos de mandos. Se ha pensado en todas las posibilidades, especialmente en aquellos usuarios que todavía poseen una bicicleta sin guiado interno para la tija y quieren adquirir un producto de última generación.

En este último caso, además, el sistema de accionamiento no se ha colocado en la cabeza de la horquilla, si no en la anilla de unión de la parte inferior, lo que por una parte evitará problemas a la hora de cargar/empujar la bici en el monte y por la otra, impedirá que el cable modifique su longitud en el momento de activarse. Otro punto a tener en cuenta, es la posibilidad de reorientar la pieza de accionamiento 60 grados según tengamos la salida del guiado del cable en la bicicleta, lo que redunda en una mayor suavidad de accionamiento.

Suavidad y rapidéz

La nueva Transfer no sólo tiene una respuesta increíblemente rápida, también un accionamiento extra suave, primero gracias al mando de bajo esfuerzo, que posee un mini guiado de cable en la salida, pero muy especialmente a que su mecanismo interno ahora es hidráulico y no mecánico como sucedía en el modelo anterior.

A diferencia de las horquillas, en este caso no se utiliza un sistema hidráulico de cartucho cerrado, sino que es de baño abierto. Eso ha permitido utilizar circuitos hidráulicos y una válvula de accionamiento de gran tamaño, que además trabaja a muy baja presión, lo que por una parte permite esa suavidad de accionamiento y por la otra y más importante, permite esa fiabilidad y bajísimo mantenimiento del que tanto presume la nueva Transfer. En el modelo Factory esa suavidad de uso es aún más acentuada por la presencia del recubrimiento Kashima, idéntico al de las horquillas y amortiguadores.

Gracias al sistema de válvula sobredimensionada, la nueva Transfer carece totalmente de movimiento vertical al apoyar el peso del cuerpo sobre el sillín; mientras a nivel lateral posee esas décimas necesarias para un buen funcionamiento en todo sistema hidráulico.

Dos opciones de mando

Una de las peculiaridades de la nueva Transfer es que en el momento de la compra el usuario final deberá elegir el mando de accionamiento según la transmisión que use. Si posee una transmisión de dos o tres platos obligatoriamente su mando será el superior, que podrá colocar a la derecha o a la izquierda del manillar. Si su transmisión es 1X (un único plato) podrá elegir también el mando inferior, que sólo se puede anclar en la parte izquierda inferior del manillar, en el lugar donde iría las palancas de cambio de plato.

Aunque vendrá en una caja aparte, el mando (uno u otro) va incluido en el precio final de la tija. Ambos poseen un precio idéntico.

Extracción de la tija sin herramientas

Se ha elegido un cable de cambio convencional por fiabilidad, mantenimiento/sustitución y facilidad de instalación, algo que seguramente será del agrado del consumidor final pero que será especialmente apreciado por talleres y fabricantes. Tanto si usas cableado externo como interno, no necesitarás ningún tipo de herramienta para extraer la tija de la bicicleta y proceder a su limpieza o transporte, sencillamente se extrae el bulón que actúa sobre la palanca y realizar la desconexión. Con este sistema "mecánico" no hay problemas de fugas de aceite, entrada de aire ni todos aquellos inconvenientes asociados a un sistema 100% hidráulico.

La Transfer por dentro

Ya sea el modelo de cableado interno o externo, la suavidad de accionamiento y disposición interna es la misma. En el esquema se puede apreciar que tanto la válvula como el pistón están situados en la parte superior, consiguiendo de esta forma un diseño muy integrado y ligero.

A diferencia de otras marcas del sector, en este caso no se usa un sistema de cartucho cerrado sino un diseño de baño abierto, con el que se consigue sobredimensionar tanto el pistón como el circuito interno. El uso de bajas presiones internas proporciona una mayor durabilidad y una mayor suavidad de accionamiento de la maneta. El cable actúa sobre la palanca de accionamiento situada en la parte inferior de la tija

Otro de los puntos destacables en la nueva Transfer es el uso de unas válvulas de "alivio" que compensan automáticamente las posibles variaciones de presión interna, eliminando los picos de presión y ajustando de forma automática la expansión térmica del sistema. A la vez mantiene una acción constante durante el uso, incluso en condiciones de frío extremo o con cambios bruscos de temperatura. Cuando la presión por encima del pistón es mucho mayor que la presión que hay por debajo, la válvula de "alivio" se abre dejando que el aceite fluya a través de un pequeño puerto para equilibrar el sistema. 

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más información