• componentes
  • 21 de Jun, 2016

Pinta tu bici con Plasti Dip, la pintura que se convierte en goma

Plasti Dip es una pintura líquida que se convierte en un material similar a la goma y se puede quitar fácilmente -como un adhesivo- mientras la superficie original permanece intacta. Sus utilidades son múltiples (automoción, electrónica, decoración, industrial, náutica, doméstica, deportiva, hobby, etc.) ya que su función también es aislar, proteger e impermeabilizar. Está disponible en una amplia gama de colores y efectos, y se pueden lograr distintas texturas y grosores. Se aplica por inmersión, con pincel/rodillo o con pulverización con spray.

Para bicicletas se recomienda aplicar Plasti Dip con la técnica de pulverización porque si se sumerge se desaprovecharía mucho producto, a no ser que sean piezas pequeñas que se desmonten de la bici. Además de la estética, su función aislante conserva el cuadro por más tiempo, libre de golpes, arañazos y del desgaste causado por la humedad y el resto de agentes externos.

Plasti Dip tiene colores base y efectos, con 71 tonalidades en total. Los efectos siempre han de utilizarse encima de la pintura base, para conseguir acabados tales como: brillante, cobre, metalizado, oro, ahumado, satinado, grafito, perlado, camaleón o glow, entre otros. Dichos efectos son en formato spray, aunque hay algunos que se comercializan en bote. Entre la gran variedad de colores base se encuentran también los fosforitos, que siempre requieren de una capa blanca antes de su aplicación. 

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.