• digital
  • 23 de Abr, 2014

Cómo los datos de las redes sociales pueden ayudar a nuestro negocio

Las redes sociales aportan gran cantidad de datos que, debidamente analizados, pueden resultar muy útiles para conocer las necesidades reales de los clientes, y detectar tendencias.

Para investigar a fondo, es cierto que necesitamos una gran inversión en tiempo y dedicación, además de contar con las herramientas adecuadas. Sin embargo, ello no es motivo para rechazar de pleno la escucha activa, y no destinar los recursos a nuestro alcance en aras de conocer qué opinan los clientes y cuál es la actividad social en torno a nuestra comunidad. Por ello, es necesario:

Escuchar a nuestros usuarios, no solo cuando hablan de nuestra marca, o se dirigen a nosotros, sino cada vez que actúen. Es necesario prestar atención a los intereses, inquietudes y actividades de nuestro público objetivo. De este modo podremos averiguar qué tipo de contenido comparten, sus programas de televisión preferidos, con qué otras empresas están vinculados, o qué les motiva.

Utilizar estos datos para crear acciones que realmente interesen al público objetivo. Los resultados de la escucha activa son de aplicación práctica e inmediata. Pueden ayudar a participar en el momento en la conversación social, detectando oportunidades para intervenir y aportar valor. Asimismo, es útil para diseñar una estrategia de contenidos adecuada a los intereses reales de la audiencia, elevando con ello su alcance y tasa de interacción.

Conocer a fondo a la comunidad. Analizar la conversación social permite identificar influencers, así como a aquellos usuarios más activos, con capacidad para aumentar el alcance de nuestro mensaje. Para ello es importante observar detenidamente, estudiar el perfil de los usuarios y, diseñar una estrategia específica para ellos. Se trata de generar empatía y conseguir su trato de favor; un punto positivo que se traducirá en engagement y mayor difusión para nuestro mensaje.

Utilizar las redes sociales en la fase inicial de lanzamiento de campañas o productos. A la hora de probar un nuevo producto o campaña, su comunidad puede ser su mejor público, que le permitirá hacer un testeo real, antes de la gran puesta en escena a nivel global. Estos usuarios le aportarán valoraciones útiles, con un alto grado de veracidad. Gracias a esta experiencia piloto a gran escala podrá ajustar a tiempo su mensaje y optimizar su estrategia, antes del estreno final. De otra parte, le servirá para estrechar el vínculo con su audiencia, quien se mostrará gustosa a participar.

Poner en valor la información extraída a partir del monitoreo de la actividad en los Social Media y aplicarlo a otras áreas. Los datos que aportan las redes sociales no son únicamente útiles para conocer al público objetivo dentro del entorno 2.0, o detectar tendencias de aplicación restringida a las redes sociales. Por contra, se trata de información práctica sobre la realidad de los clientes, sus necesidades, inquietudes y exigencias, de un modo fácil y relativamente económico, que de otra forma no sería fácil conseguir.

De ahí la necesidad e poner en valor estos datos, aplicarlos al resto de áreas del departamento, extrayendo la información más adecuada en cada caso.
Decididamente, las redes sociales son una fuente inagotable de información que, una vez analizada y clasificada, puede ayudar a dibujar un completo mapa de la comunidad que rodea a la marca, y contribuir a dibujar las vías para llegar hasta ella.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.