• mountain bike
  • 26 de Feb, 2016

Larsson y Friberg sorprenden y reinan en la quinta etapa

Los suecos Gustav Larsson y Karl Friberg, del Scott-Bicycling, sorprendieron a los grandes favoritos de Andalucía Bike Race presented by Shimano y se impusieron en la quinta etapa con un tiempo de 3:33:48, por delante de Ferreira-Ilias (3:34:09), del Protek by Marconi, y de Hynek-Lakata (3:34:29), del Topeak Ergon.

Friberg comentó las claves de su victoria. “Comenzamos el antepenúltimo descenso siendo los primeros. Somos buenos en los descensos, sabemos que tenemos buena técnica y hemos ido al máximo y abierto hueco. Arriesgamos un poco y fuimos adelante”, explicó.

En élite femenina, por quinta jornada consecutiva ataron el triunfo Bigham-Leumann (4:34:52), del Topeak Ergon, ante unas combativas Santanyes-Noriega (4:39:26), del MMR Women, y ante la pareja más joven de la categoría, Dohrn-Diesner (4:57:11), del Zwilingscraft-Mondaker Pschik Racing Team.

En la general, el podio masculino sigue liderado por Hynek-Lakata (15:39:39), acechados por Ferreira Ilias (15:40:22) y, algo más alejados, los españoles Valero-Rodríguez (15:49:09), del MMR Factory. El femenino está completado por Bigham-Leumann, Santanyes-Noriega y Martín-Díaz, por ese orden.

Una etapa castigadora
La quinta etapa fue una jornada castigadora. El cansancio fue palpable en los rostros de los participantes, algunos incluso con los cuerpos magullados. El día pasó factura porque sus fuerzas ya no eran las de los primeros días y el recorrido fue de tramos técnicos y con continuos cambios de ritmo.

Para los favoritos fue una gran oportunidad para sentenciar la clasificación o, por el contrario, una oportunidad para revolucionar la competición y hacer saltar la banca. Una corta salida neutralizada desde la avenida de la Libertad, en pleno corazón de la ciudad, siguió los mismos primeros kilómetros que ayer, a lo largo del canal de Guadalmellato, pero, antes de llegar a Medina Azahara, comenzar a ascender para adentrarse en Sierra Morena.

Se trató de senderos relativamente estrechos, pero, conforme iban pasando los kilómetros, se iban ensanchando, proporcionando una mayor comodidad hacia el final del trayecto. Tanto las subidas como las bajadas fueron bastante técnicas y, al ser estrechas, en algunos tramos se producieron tapones.

El primer punto caliente fue el conocido bosque de Fangor. Un estrecho y serpenteante sendero, donde habitualmente se reúne mucho público para animar. A la salida del bosque, los participantes continuaron hacia Trasierra por sendero, hasta alcanzar el primer avituallamiento, donde tomaron los caminos que les condujeron en dirección a puerto Artafi.

Tras un precioso bucle por unas bonitas praderas mediterráneas, que en esta época resaltan por su intenso color verde, la prueba regresó a Santa María de Trasierra. Tras completar un bucle y alcanzar el primer punto de cronometraje, dio inicio al tramo Buff, determinante en el desenlace de la etapa.

Al paso por el arroyo Bejarano, un lugar con gran encanto, la prueba continuó… y enfiló el segundo avituallamiento, situado en el kilómetro 47, habiendo alternado rápidos caminos vecinales y tramos de sendero.

Con media etapa superaba, pero un recorrido sin grandes descansos ni tramos acusadamente exigentes, la etapa se decidió en su último tercio.

Los senderos de Santo Domingo, diferentes a los del miércoles y otros inéditos, seguido por la ascensión de Los Morales, volvieron a ser determinantes para crear diferencias. En el segundo punto de cronometraje y final del tramo Buff…
A falta de quince kilómetros para meta, culminó la subida más marcada del día y donde Larsson y Friberg encarrilaron la etapa.

Siguiendo el mismo trazado que el día anterior, los participantes sólo tuvieron que descender el Reventón para ir a parar a la Hacienda de la Albaida, meta y centro neurálgico de la prueba en Córdoba.

El rocoso descenso del Reventón, que este viernes se tomará cuesta arriba nada más salir de Córdoba, tiene la suficiente dificultad técnica y longitud como para marcar diferencias, no sólo físicas sino también a causa de averías. La opinión general de los Mountain Bikers coincidió en destacar la belleza del recorrido, ya que proporcionó unas vistas espectaculares.

Sexta y última etapa con amenaza de lluvia
La sexta edición de Andalucía Bike Race presented by Shimano finalizará con una etapa de casi 70 kilómetros y 1.800 metros de desnivel acumulado, con todo abierto, además, en la clasificación general masculina. La etapa tiene amenaza de lluvia, con lo que los senderos presentarían más dificultad de lo habitual.

El cordobés Juan Pedro Trujillo se refirió a la sexta etapa. “Nos queda disfrutar del último día, en Córdoba, y agradecer al público que esté animando en el monte, a pesar del frío. Iremos a jugárnosla, saldremos a darlo todo desde el principio y esperamos llegar entre los cinco primeros clasificados, lo que sería un gran éxito para nosotros”, sentenció.

El tramo Buff, para Bigham-Leumann
Las líderes de la general en la élite femenina se han llevado en esta ocasión el tramo Buff. La tricampeona Sally Bigham y su compañera Katrin Leumann han sido premiadas por conseguir el mejor tiempo. Este viernes, el premio al tramo Buff será para los más rápidos de la élite masculina.

Las pareja femenina más veterana, premiada
Si el miércoles Shimano premió a la pareja femenina más joven por la iniciativa Strongher, este jueves lo hizo con la más veterana. Se trata de las estadounidenses Heidi Clayton (08/03/1968) y Debra Doss (18/09/1969), del equipo Bitty Bitty. Un ejemplo de que el Mountain Bike es posible a todas las edades.
 

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.