• race y events
  • 16 de Feb, 2016

Crónica de la primera prueba del Open de España de Ultramaratón

Cuatro de nuestros corredores tomaron la salida en una jornada que apuntaba que iba a ser épica, las lluvias torrenciales de las ultimas horas no lo iban ha hacer fácil; el terreno arcilloso combinado con zonas cultivadas y removidas, se convirtieron en una verdadera ratonera.

Nuestros corredores partían con buenas sensaciones y con el objetivo de llevarse el mejor resultado posible como principales aspirantes que son a la victoria final del Open de España, que consta de 4 pruebas de un mínimo de 120 Km a lo largo de la geografía Española.

La prueba partía con buenas sensaciones, tanto Javier Salamero, actual campeón del Open de España, como Jordi Prieto y Angel Marco, estos 2 últimos actuales sub campeones de España, eran serios aspirantes a la victoria final en categoría Master 40 y ha entrar en el grupo de los top 15 de la clasificación general de todas las categorías. Otra de las bazas del equipo, Carlos, partía con el handicap de no haber podido preparar como a él le gusta una prueba de estas características, así que su objetivo se centró en darlo todo para conseguir un gran resultado, ayudar a su escuadra y conseguir unos valiosos puntos. Objetivo que finalmente logró, realizando una magnífíca carrera.

Javier, Jordi y Angel, a pesar de tener prioridad en la parrilla de salida, tuvieron que salvar los nervios y la peligrosidad de la rapidísima y ansiosa salida realizando una gran labor de equipo. La idea inicial era que Angel, a priori partia menos preparado para esta cita que sus compañeros, debía procurar evitar que sus dos compañeros sufrieran percances y ayudarles en lo posible. Así fue y afortunadamente los 3 superaron esos primeros km sin percances importantes.

En el km 15 la carrera ya había tomado forma. Se habían hecho 3 pequeños grupos. Un primer grupo donde iban los grandes favoritos, verdaderos especialistas en esta disciplina: Brandan Marquez, Jesús del Nero,Guillem Muñoz… Un grupo perseguidor, donde iban Jordi Prieto y Javier Salamero. Y un tercer grupo donde iba Angel Marco. En total, entre los 3 grupos, sumaban unos 20 corredores, todos ellos de una extraordinaria calidad y todos ellos aspirantes a pódium en cada una de sus respectivas categorías.

A pesar del frío y la lluvia, todo iba más o menos bien, el barro aparecía en algún tramo pero no suponía un problema más allá de la propia incomodidad que provoca y de tener que pilotar la bici con tacto de cirujano. Javier Salamero y Jordi Prieto iban muy bien situados, las posibilidades de victoria eran muy altas, las sensaciones perfectas, la mecánica aguantaba y la motivación y concentración era máxima. Angel Marco por su parte, después de tener que solventar unos problemas técnicos en el sillín de su nueva y espectacular Berria Bravo Infinity, decidió intentar rodar en el tercer grupo perseguidor de unos 8 ciclistas donde, entre otros grandes corredores como Eugeni Serra, David Mateu, Santí Francàs o Llibert Mill rodaba el grandísimo, el mítico Joan Campà, actual campeón de España de la modalidad, uno de los grandes expertos y gran dominador de la Ultra distancia. La idea de Angel Marco era no forzar ni la mecánica ni las fuerzas e intentar seguir en esa grupeta. Pero, sobretodo, el objetivo era controlar a Joan Campà pensando en el campeonato más que en la propia carrera. No en vano Joan Campà es el principal y más serio rival y aspirante a la victoria final. Y así fue hasta que se llegó al punto que iba a decidir la carrera.

Las cosas se tuercen cuando, después de un control de avituallamiento donde curiosamente e irónicamente los corredores aprovechaban para engrasar y poner a punto las maltrechas mecánicas, entran en una tramo de sendero de unos 4 km que circula junto a campos arados y una riera. Una arcilla muy densa empieza a pegarse por todas partes, los corredores se ven atrapados, sus bicicletas quedan bloqueadas por el barro… solo aquellos que tienen la suerte de circular con la marca Cannondale y su famosa Lefty (horquilla de un solo brazo), pueden avanzar, aunque también con extrema dificultad. Los demás, como pueden, tratan de limpiar sus máquinas con hierba, con las manos, metiendo la bicicleta en charcos o utilizando las más increíbles y Mc Guiverianas estrategias para tratar de avanzar. La ciclabilidad se hace imposible y tan solo la suerte, la destreza o la fuerza de arrastre de algunos ciclistas hacen que algunos superen esa zona en mejores condiciones. Prácticamente el resultado final y el orden de llegada a meta fue el del orden de salida del barrizal.

Después del cáos y la extrema dureza de la jornada, nos quedamos con un buen sabor de boca ya que, a pesar de todo y a pesar de que las mecánicas han estado apunto de trincharse literalmente, tal cual le ha pasado a Campà teniendo que abandonar, la lectura final es muy positiva ya que nuestro campeonísimo, Javier Salamero ha logrado la victoria en su categoría y una extraordinaria 12 posición de la general absoluta y Jordi Prieto y nuestro compañero Angel Marco han entrado en 3ª y cuarta posición respectivamente.

Cabe destacar la fiabilidad y extraordinario buen comportamiento de los nuevos sistemas de freno usados por nuestros campeones, los nuevos Galfer que, con su sistema de doble compuesto y un disco elaborado con su exclusiva aleación, han demostrado un poder de frenada y fiabilidad extraordinario en condiciones extremas como las que se dieron el pasado sábado en Lleida.

Gracias a las ruedas Progress de carbono XCD-CB con bujes Ultra específicos para montaje con horquillas RockShox RS-1 nuestros bikers pudieron acabar la carrera en las primeras posiciones, sin que el barrizal se convirtiera en un mal mayor.

Sistemas de freno montados en la espectacular y mejorada BERRIA BRAVO INFINITY que: con su cambio de geometría consigue un comportamiento más ágil a la de su ya magnifica antecesora, el re diseño del cuadro, vainas y dirección, que refuerza la rigidez en el tren trasero a la vez que aporta un plus de absorción que, ayudado por la horquilla RS1, da una extraordinaria seguridad y aplomo en bajadas técnicas. A todo ello le sumamos la rigidez de la suela de las nuevas zapatillas Catlike con tecnologia basada en el grafeno y la comodidad de los cascos Mixino con los que esta prestigiosa marca Española equipa a nuestros corredores. Y, como no, quizás la parte más importante, la que aporta la ETIXX nutriendo a nuestros corredores y ayudando a alejar al “Tio del Mazo” con sus geles, barritas, isotónicos y recuperadores de la más alta calidad, testados por médicos especialistas y usados por los principales equipos profesionales. 

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.