Compartir:
Facebook
Twitter
23-12-2016
race y events

#CochesAzules: el mejor aliado de los ciclistas

Por Adrià Julià

Un soleado domingo 4 de septiembre nos da la bienvenida en Sabiñánigo, salida de la 15ª etapa de La Vuelta a España 2016. Nos espera una jornada de ciclismo apasionante donde Alberto Contador y Nairo Quintana nos sorprenderán con una prematura y explosiva escapada con final en Sallent de Gállego - Aramón Formigal; lugar donde el colombiano del equipo telefónico sentenciaría esta edición de la ronda española.

Pero antes, y volviendo al punto de salida en la capital de la comarca de Alto Gállego, quedamos con Julio Gallego, responsable de los coches de asistencia neutra Shimano – Macario, más conocidos como Coches Azules. Gallego tiene una dilatada experiencia en el mundo del ciclismo: en el pasado trabajando para varios equipos ciclistas y, con 24 Vueltas a España a sus espaldas, esta temporada cumple 16 años junto a los Coches Azules. Los vehículos de asistencia de color azul tienen una personalidad propia construida a lo largo de los años y como nos comenta Julio Gallego: “Para nosotros es un escaparate ideal, lógicamente La Vuelta a España es el evento ciclista más importante del calendario español y nuestra relación con Unipublic es muy buena. Que Shimano, siendo la marca emblemática de Macario, esté ligada a La Vuelta es importante. Macario lleva el peso de la organización de los coches de asistencia y también tiene el apoyo de Shimano Europa en cuanto a material y ropa, siempre nos han respaldado perfectamente”. 



Volvemos la vista unos meses atrás, Chris Froome corre a pie hacia la meta ubicada en el Chalet-Reynard (Mont Ventoux) cuando un vehículo de asistencia neutra de Mavic le da una bicicleta de otra talla y con pedales que no son Shimano (marca usada por Froome); el ciclista inglés no puede pedalear eficientemente y a 400 metros de meta decide esperar la llegada de su equipo para subirse a su otra bicicleta, perdiendo unos segundo valiosísimos. El resto de la historia es conocida, pero: ¿podría volverle a pasar lo mismo en La Vuelta a España? Julio Gallego y su equipo lo tienen muy claro, es imposible: “En cada vehículo tenemos bicicletas con los distintos tipos de pedales. Así como, hace ya mucho tiempo que el coche que va detrás del pelotón siempre lleva 4 bicicletas a la medidas exacta de los 4 primeros de la clasificación general. Altura, distancia del sillín y con sus pedales”. La responsabilidad de los Coches Azules es muy grande, sigue contando Gallego: “Hay momentos de mucha tensión en carrera porque todos los corredores van muy nerviosos y nosotros debemos estar a la altura. Por ejemplo, jugamos un papel muy importante cuando nos quedamos solos con los 5 o 6 primeros de la clasificación general; si alguno de ellos tiene un problema nosotros tenemos que resolver la papeleta a la perfección hasta que llega el coche del equipo”.

Cronológicamente hablando, por la mañana antes del inicio de la etapa se coloca en los vehículos todos el material revisado la noche anterior, se da aire a todos los neumáticos, limpian los vehículos y llenan neveras con bidones (los coches de asistencia neutra también reparten agua a los ciclistas en carrera). Luego, llegan a la salida de la etapa antes de que lleguen los equipos, alrededor de una hora antes del control de firmas. Ya en carrera hay 4 Coches Azules: 3 por delante del pelotón y otro por detrás que sigue las órdenes del árbitro principal. Así como dos motos por delante. De esta forma, es más fácil atender a los ciclistas sin tener que adelantarlos a todos. Esta asistencia anticipada es primordial hasta que llega el coche del equipo: “cuando el coche del equipo no esté, la clave es que siempre esté un coche o moto Shimano junto al ciclista.”



Por ello, el trato al individuo es muy importante para Shimano, el carácter humano y cercano del personal que trabaja en Macario es básico y lo forman personas que tienen experiencia trabajando en equipos ciclistas. Julio Gallego destaca la buena relación que tienen con todos los equipos y corredores. Así como un vehículo de Shimano Europa siempre tiene una atención directa con todos los equipos que usan la marca japonesa. Esta buena relación también se extiende con la organización de La Vuelta: la presencia de los Coches Azules no sólo está en La Vuelta a España, también ayudan en otros eventos que organiza Unipublic como marchas cicloturistas, eventos con clientes y otras carreras.

Para tener una visión más completa del trabajo de los Coches Azules en La Vuelta a España, Julio Gallego nos cita en la 19º etapa: contra reloj de 37 Km entre Xàbia y Calp. El equipo Shimano-Macario también se encarga de articular la zona técnica en la salida de la contra reloj, un montaje distinto al resto de etapas ya que requiere de un espacio con carpas para que los árbitros midan las bicicletas y los ciclistas puedan prepararse. En la 1ª etapa de La Vuelta 2016, contra reloj por equipos de 27,8 km entre Termal. B. de Laias y Castrelo de Miño, “los autobuses de los equipos estaban lejos de la salida y pusimos una carpa con 18 rodillos al lado de la salida para que los corredores pudieran calentar hasta los últimos minutos antes de arrancar la etapa”.    

Durante la contra reloj y siempre que sea logísticamente posible, el equipo de asistencia neutra Shimano-Macario acompaña a todos los ciclistas. En la etapa con final en Calp pudimos seguir en uno de los Coches Azules toda la crono del ciclista australiano Simon Gerrans. Vehículo conducido por el ex ciclista profesional belga Bert Roesems, actualmente Sports Marketing Officer Road Racing de Shimano; destacado contrarolejista, nos dijo que Chris Froome le sacaría en la crono unos 2’20” a Nairo Quintana. Acertaría, finalmente 2’16” en 37 Km.

Toda una experiencia conocer de cerca el trabajo de gran responsabilidad del equipo humano y experimentado de Shimano-Macario en La Vuelta a España.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más información