• race y events
  • 25 de Sep, 2017

Unibike cierra con muchas dudas

Este año el certamen ha presentado muchas dudas y su futuro, a falta de ver las cifras oficiales de la organización- aún no se han hecho públicas, algo difícil de entender-, no es muy optimista. En esta cuarta edición la feria ha suspendido en cuanto a los detalles, como por ejemplo la organización, el servicio de restauración, el hecho de que los expositores y la prensa no puedan entrar antes de las 9:30 de la mañana, la inexistencia de una sala de prensa, el parking o el casi inexistente y carísimo wifi. Ademásse ha percibido mucho menos público de lo esperado.

Por estos motivos, muchas marcas se están planteando si seguir apoyando este encuentro. Ya han caído algunas grandes como Scott, Specialized o Giant y, si no se hace un replanteamiento, esto irá a más. Y sin las marcas de material duro, esta feria no tiene sentido. No se puede mantener solo por las de complementos y las de eBikes.

Con una ocupación de 30.000 metros cuadrados y más de 200 empresas exponiendo 500 marcas, Unibike tiene que hacer un pensamiento porque muchos expositores han manifestado que el retorno que les ha supuesto la feria está lejos de conseguir lo esperado para ellos.

Durante los días de profesionales no se pudo percibir mucho tráfico, pero fue constante, aunque ni mucho menos masivo. En este sentido, con algunas excepciones, la mayoría de expositores no se han mostrado contentos. La idea de ampliar a jueves por la mañana el día de profesionales tampoco ha servido de mucho. Aunque si es verdad que la feria ha servido para realizar muchas reuniones y relaciones públicas.

Pese a que Eurobike es quien da el pistoletazo de salida de la temporada, la escasa presencia de detallistas españoles en el salón alemán convierte a Unibike en una alternativa necesaria para el detallista nacional, aunque muchas tiendas –sobre todo las grandes- ya conocen muchas de las colecciones que se exponen en la feria de Madrid. La visión global que da Unibike y, sobre todo, la posibilidad de compartir sensaciones, preocupaciones y proyectos con las marcas y con otros detallistas, es única.

En cuanto a público final, poco que decir. Hubo picos de afluencia con mucho tráfico pero fueron en horas puntas. No obstante, lo que más éxito ha tenido, y con diferencia, ha sido la Zona Paddock con una afluencia de público muy interesante. Poder probar producto al final es lo que se reclama.

La incorporación de ésta, con más de 2.000 metros cuadrados en el exterior del pabellón 12, ha ofrecido a los visitantes la oportunidad de hacer pruebas de producto durante los cuatro días de duración. Estas pruebas de producto han sido protagonistas con una excelente oferta de bicicletas eléctricas, urbanas, fatbikes, infantiles, Mtb y road, de marcas como MMR, Cube, BH, Orbea, Canyon, Berria, Focus, Smartgets, Riese & Müller y Kalkhoff.

Los bikers han podido disfrutar del Circuito Demo Test en un terreno anexo a IFEMA con más de 40 hectáreas en el que se ha diseñado un recorrido señalizado de 4 kilómetros, con desniveles en la superficie. Además, el Paddock contará con una zona demo, servicio de duchas, área de lavado de bicicletas –patrocinado por Bosch España- y un espacio Energy de descanso y avituallamiento para los participantes.

A estas pruebas de bicicletas se han sumado otras actividades dirigidas a públicos de todas las edades. Desde circuitos de bicis eléctricas y urbanas, infantiles y de seguridad vial, hasta Fatbike infantil; exhibiciones de Bike Trial; Looping Bike; Pump Track o la XV Marcha Cicloturista de la Comunidad de Madrid, entre otras. La zona cicloturista de la feria, como cada año, también ha tenido mucho éxito.

Es obvio que el bike tiene, hoy por hoy, un gran tirón, y eso se deja notar en cualquier encuentro abierto al público. Un público al que le gusta mucho ver las novedades de las marcas y que, desde la mítica festibike, es muy fiel a este encuentro. El problema es que es un público básicamente local (Madrid y poco más) y que, en un porcentaje muy alto, acude a la feria para curiosear, no para plantearse futuras compras.

Este año el debate sobre la viabilidad de la feria mixta se mantendrá y dar una respuesta a esto es algo complejo. Se tiene que hacer un replanteamiento, como ha hecho Eurobike. Además, se tiene que replantear absolutamente el tema de los precios y los servicios. ¿Por qué la gente se mostró tan entusiasmada con la otra gran feria nacional que se celebró en junio? Porque había mucho demo y los precios eran bajos, pese a que ellos también tienen que mejorar en algunos puntos y superar el ser una feria con mucho público regional. Para pedir un precio alto tienes que ofrecer algo bueno, y por ahora, Unibike está lejos de hacerlo. Si no se ofrece un buen retorno, la feria tiene los días contados.

Los más satisfechos con esta feria han sido los expositores que ofrecen eléctricas. Ellos son las grandes novedades y el público se ha centrado en ellas, igual que las tiendas. La tecnología y las posibilidades que ofrecen cada día son mucho mejores. El modelo del bike está cambiando en todos los sentidos, desde los canales de venta hasta el producto de venta, pasando por el reajuste de puntos de venta, de marcas y de extensos catálogos. Sigue habiendo mucha oferta para la demanda que hay. Pero esto cambiará. Lo que está claro es que el sector ya no es lo de hace unos años y esto hace que los ánimos no estén para tirar cohetes. Hay dudas y todos están empezando a darse cuenta de os errores que han cometido.

¿Tiene sentido este modelo mixto? La verdad es que es una respuesta compleja. Algunas compañías valoran muy positivamente poderse mostrar al público, sobre todo aquellas que necesitan construir marca, pero entre las grandes del material duro, la verdad, la fórmula genera muchas dudas. Dudas que, en un futuro, pueden convertirse en su renuncia a acudir a la feria. Y el efecto dominó puede ser muy peligroso. Sin las marcas de bicicletas, por mucho apoyo que se tenga de los fabricantes de textil, calzado o complementos, Unibike no tiene ningún sentido.

De momento, Unibike tiene muchísimo trabajo por hacer. Habrá que saber adaptarse para que esta feria no se vea obligada a poner punto y final a su historia. Pasar del éxito al fracaso en un año es posible, ya lo dijimos en la pasada edición, pero, ha estado lejos de mejorar. Estaremos atentos a los próximos movimientos.


 

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.