• textil
  • 22 de Mar, 2018

Sportful y Paolo Bettini viven la Milán-San Remo 2018 desde dentro

El pasado sábado 17 de marzo el calendario ciclista internacional vivió una de las carreras más señaladas, la Milán-San Remo, que a parte de ser todo un acontecimiento en Italia, es la carrera más larga del calendario UCI World Tour (casi 300 km) y uno de los cinco Monumentos del ciclismo (junto al Tour de Flandes, París-Roubaix, Lieja-Bastoña-Lieja y Giro de Lombardía).

Los ‘tifosi’ prácticamente exigen que los grandes campeones italianos cuenten en su palmarés, al menos, con una victoria en la Milán-San Remo. Y, por suerte para ellos, así ocurrió en esta edición 2018, puesto que la victoria fue para Vicenzo Nibali, uno de los ciclistas más venerados en Italia y que rompió todos los pronósticos de La Classicissima al vencer con un excasísimo margen al pelotón tras un ataque en el Poggio, un ataque que será recordado durante años.

Sportful y Bettini

La jornada del pasado sábado no pudo acabar mejor para Sportful. La firma italiana es uno de los patrocinadores oficiales del equipo de Nibali –el Bahrain Merida–. Junto a varios periodistas y distribuidores, los responsables de la marca de ropa ciclista organizó su particular grupeta para completar los últimos kilómetros de la Milán-San Remo en compañía del ex ciclista Paolo Bettini. El que fuera doble Campeón del Mundo y ganador de ‘La Classicissima’ en 2003, lideró en calidad de embajador de Sportful a este grupo de ciclistas que pedalearon por los últimos 60 km de la ruta, incluyendo las subidas a la Cipressa y al Poggio.

Los invitados pudieron estrenar la nueva serie Bodyfit que Sportful ha renovado al completo para esta temporada de primavera-verano 2018 y que está llegando a los puntos de venta justo en este es de marzo. Para redondear aún más la experiencia, los miembros de la grupeta de Sportful montaron sobre bicicletas Merida Reacto, prestadas por el Bahrain Merida, el mismo modelo que empleó ‘lo Squalo’ en su fulminante triunfo.

Los pasos por la Cipressa y el Poggio fueron, sin duda, muy especiales para los participantes de la grupeta de Sportful, pero quizás no tanto como la llegada a la línea de meta con mención especial por parte del speaker y con el tráfico ya totalmente cortado desde la bajada del Poggio. Una bajada, que esta vez sí, fue decisiva un par de horas más tarde, en la emocionante victoria de Nibali en San Remo. Lo dicho, una jornada redonda, al menos para Sportful y su grupo de invitados.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.