• textil
  • 19 de Jul, 2018

El tejido Regenactiv de Lurbel cumple 10 años

La empresa valenciana Lurbel nació en 1992 dedicada a la confección de calcetería de alta rotación, y cuando decidió entrar en el textil deportivo, vio en la innovación su manera de hacer. Gracias a alianzas con expertos e institutos tecnológicos textiles, Lurbel lanzó hace 10 años su propio tejido Regenactiv, el primer gran logro de la marca y que se ha convertido en su máximo exponente.

La tecnología textil Regenactiv se caracteriza por estar compuesto en polímeros naturales de origen marino, biodegradables, biocompatibles y no tóxicos. La efectividad del tejido en contacto con la piel se caracteriza por la alta actividad antimicrobiana que evita la proliferación de hongos y bacterias que se depositan en la piel y en los propios tejidos, la capacidad hemostática y la absorción de la humedad. Las propiedades protectoras de la piel que desarrolló Lurbel contó con los apoyos y la colaboración de numerosos proyectos de I+D. De hecho, se incluyó dentro el Programa de Investigación y Desarrollo tecnológico 2008 y 2009 impulsado por el Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa Valenciana a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional.

Esta tecnología patentada Regenactiv ha sido galardonada en varias ocasiones por su innovación en el textil aplicado al deporte. En 2010, los calcetines Regenactiv vencieron el II Concurso Internacional de productos textiles. Incluso estudios de expertos y doctores concluyeron que los modelos Regenactiv aportan más hidratación y confort al pie y diferencias estadísticamente significativas en las variables denominadas comodidad y adaptabilidad, así como en la hidratación de los calcetines en las zonas del pie más críticas.

En 2012, la aplicación deportiva Regenactiv dio origen a la tecnología Bmax, que se compone fundamentalmente de incluir el tejido Regenactiv a un tercer hilado en zonas de mayor fricción junto a una fibra que podría ser multicanal en caso de necesidades de disipar calor o fibra hueca en caso de necesidad de conservar dicho calor. El tejido Bmax, Lurbel lo aplico en una amplia gama de calcetines deportivos que destacaría por su protección de la piel y prevención en la aparición de rozaduras y ampollas. En 2017, las ventas de esta línea de producto suponen más del 60% del total de la calcetería.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.