• urban bike
  • 13 de May, 2013

Prohibir circular en bicicleta sin casco implicaría efectos negativos para la salud pública

 ConBici ha venido denunciando durante los últimos meses que, a diferencia del casco obligatorio para motoristas, el casco obligatorio para ciclistas podría tener consecuencias negativas para la salud pública que superarían cualquier efecto positivo derivado de dicha norma.

Dichos efectos negativos serían consecuencia de la reducción del uso de la bicicleta y de la consiguiente reducción de su efecto positivo sobre la salud pública (prevención de la obesidad y de las enfermedades coronarias). Numerosos estudios científicos así lo atestiguan en España y en el mundo. En España, el efecto positivo para la salud pública del uso de la bicicleta ha sido demostrado por, al menos, dos estudios. Un reciente estudio publicado en British Medical Journal ha evaluado los beneficios del Bicing para la salud pública en más de 12 muertes evitadas al año. Otro estudio realizado en la Universidad de Sevilla (Investigación del uso de la bicicleta en Sevilla - 2011) ha evaluado los beneficios para la salud pública del reciente incremento del uso de la bicicleta en dicha ciudad en más de 24 muertes evitadas al año. A efectos de comparación, el total de ciclistas muertos en zonas urbanas por accidentes de tráfico, en toda España, ha venido oscilando entre 10 y 20 a lo largo de los últimos años.

El programa HEAT creado por la oficina europea de la OMS

Los estudios citados utilizaron para sus evaluaciones el programa informático HEAT (Herramienta de Evaluación Económica de la Salud o Health Economic Assessment Tool), creado por la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud para realizar estimaciones sobre qué efectos pueden tener los cambios en las políticas públicas de transporte respecto a la mortalidad general. ConBici ha aplicado dicha herramienta a la evaluación de los posibles efectos (negativos en este caso) de una reducción en el uso de la bicicleta en España como consecuencia del impacto negativo de la prohibición de circular en bicicleta sin casco en las ciudades españolas. Medidas similares de implantación del casco obligatorio han provocado reducciones del uso de la bicicleta en otros países en torno al 30% (Robinson, 2006) y efectos desastrosos sobre los sistemas de bicicletas públicas.

Sobre la base de estos datos, hemos estimado la reducción del uso de la bicicleta en España como consecuencia de la nueva norma en un 30% y calculado el impacto negativo de dicha reducción del uso de la bicicleta en España usando la herramienta HEAT. El resultado ha sido una reducción de los efectos positivos del uso de la bicicleta evaluable en más de 217 muertes adicionales (muertes en edades inferiores a la esperanza de vida) al año. Esta cifra supera con creces los 12 ciclistas muertos por accidente de tráfico en las ciudades españolas en el año 2011. Asumiendo una variación lineal de las predicciones, bastaría una reducción del uso de la bicicleta de tan solo un 2% como consecuencia del uso obligatorio del casco para que su impacto negativo sobre la salud pública superase esta cifra de 12 ciclistas fallecidos en 2011. Sólo el impacto negativo del casco ciclista obligatorio sobre los sistemas de bicicletas públicas podría suponer, por sí solo, dicho descenso global en el uso de la bicicleta.

La DGT ignora el número de personas que morirán por otras enfermedades

Las personas que van en bici durante aproximadamente tres horas a la semana gozan de mejor salud como resultado de dicha actividad y son un 28% menos propensas a morir cada año por cualquier causa (Andersen, 2000). La muerte prematura de 217 adultos cada año le costará a la economía española más 254 millones de euros anuales según las estimaciones estándar europeas para el ‘valor estadístico’ de una vida, utilizadas por la herramienta HEAT .
- “La imposición del casco puede salvar a unos pocos ciclistas que sufren lesiones graves en la cabeza, pero la DGT ha ignorado por completo el número de personas que morirán por otras enfermedades, como las patologías coronarias, apoplejía, diabetes y algunos tipos de cáncer, porque abandonaron la actividad física asociada al ciclismo. Los planes de la DGT causarán innecesariamente miles de muertes prematuras en la próxima década", dice John Rawlins de ConBici.
- “La directora de la DGT debe tener una visión más amplia de esta cuestión y considerar todas las implicaciones de la prohibición de salir en bicicleta sin casco. Estas consideraciones generales de salud explican por qué ninguna otra nación europea ha prohibido a sus ciudadanos usar la bici sin casco,” añadió Rawlins.

El programa “HEAT” se diseñó por un equipo de las universidades de Zurich y Oxford, respectivamente, con la ayuda de un grupo de expertos de la salud y el transporte en diez países europeos, bajo la coordinación de la Organización Mundial de la Salud. El desarrollo del programa ha contado con el apoyo del Ministerio de Agricultura de Austria y la Oficina Federal Suiza de Salud Pública. El programa ha contado con la revisión de Arup, la Universidad de Strathclyde y la London European Partnership for Transport. Así mismo, se han realizado pruebas piloto en el Reino Unido, los Países Bajos y California (EEUU). El programa y el manual de uso se publicaron por la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud en 2011.

El programa está disponible en: http://heatwalkingcycling.org/

Notas:

Los supuestos empleados en el cálculo son los siguientes:
- Distancia media en bicicleta por día: 5,1 km
- Días de uso de bici por año: 180
- Número de ciclistas entre 20-60 años antes de la prohibición de ir en bicicleta sin casco: 1.876.420 (7% de los 26.806.000 españoles entre 20-60 años en 2012 de acuerdo con el Barómetro Anual de la Bicicleta - 2011
- Número de ciclistas entre 20-60 años después de la prohibición de ir en bicicleta sin casco: 1.313.494: 30% de reducción de acuerdo con los resultados de Australia, Canadá y Nueva Zelanda (Robinson, 2006)
- Tiempo de ejecución: un año
- Utilizando las cifras de mortalidad de España para el 2008
- Usando el valor medio estadístico Europeo de la vida: 1.574.000 €
Aunque el programa está concebido para calcular los beneficios que implica un aumento en el número de ciclistas, se está utilizando para hacer una aproximación a los costes que supondría una reducción en el número de ciclistas.
Los costos de compra de varios millones de cascos ciclistas y su permanente reposición por el deterioro a causa de la exposición a la intemperie no están incluidos.

Para más información sobre los cálculos contactar con ConBici ( oficina.tecnica@conbici.org)

Estudio realizado por ConBici
Autores: John Rawlins y Ricardo Marqués
Agradecimientos: Valencia en Bici

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.