• Opinión
  • 17 de Oct, 2018

Opinión: Más Enric Mas y menos Zugastis

Por Pol Figueras

Estamos preocupados porque los chavales no van en bicicleta. No consumen ciclismo. Solamente sofá, videoconsola u ordenador y refresco. O cerveza, si ya son mayores. Algunos aún chutan un balón o intentan encestarlo, pero... ¿coger una bicicleta? Eso cansa, sufres y, además, es muy caro con respecto a otros deportes.

Cuando yo aún no tenía conciencia, me brillaban mis inocentes ojos viendo a Freire ganar el Mundial, a Contador el Tour, a Purito Il Lombardia, a Valverde cualquier carrera o a Hermida el Campeonato Mundial. Eran mis referentes, quería parecerme a ellos y sabía que solamente lo lograría con muchísimo esfuerzo. Porqué sabía que cualquier deportista de élite había llegado a su lugar vertiendo litros y litros de sudor.

Efectivamente, parte de la opinión pública ciclista cree que ya no salen corredores como Contador, ya no tenemos más Valverdes ni Puritos, no nos representa nadie en las clásicas como lo hacía Freire, etc. En este sentido, estoy parcialmente de acuerdo con este punto de vista. Cierto es que hemos pasado una época de oro del ciclismo español, pero es que ¡teníamos los mejores ciclistas del mundo! Ahora nos viene la generación de Enric Mas, Marc Soler, David de la Cruz, Iván Cortina o Fernando Barceló. Ciclistas que saben que encima de la bicicleta el sufrimiento es el único camino para llegar al éxito, como lo han hecho sus referentes Contador y compañía. Estos nombres, y los que me dejo, nos van a dar enormes alegrías.

Necesitamos crear, de nuevo, cantera que esté enganchada a la bici y que sepa que el ciclismo es pasión y sufrimiento.

Sin embargo, el sector Bike tiene que enfrentarse a dos problemas para recuperar la cantera que había tenido el ciclismo español. En primer lugar, las marcas tienen que hacer un esfuerzo en diseñar bicicletas de alta calidad específicas para niños y niñas. No nos vale sacar el típico modelo base para que puedan ir el domingo por la mañana en bicicleta con sus padres. Necesitamos bicis de altas prestaciones, que salgan de los laboratorios I+D y que tengan a los chavales enganchados al sillín. Está muy bien lanzar lo último de lo último en eBikes, pero este es un segmento que no consumen los más pequeños.

En segundo lugar, necesitamos cambiar los referentes. Que los niños se queden boquiabiertos delante del televisor viendo a Enric Mas ganando en Andorra por delante de los mejores. Que den saltos de alegría viendo a Marc Soler ganando la Paris-Nice. Y contrariamente, que no le estén dando likes a un youtuber que no sabe ir en bici sin una cámara al lado y vende muy gratuitamente lecciones morales de superación. Tampoco para otros que se hacen llamar gallo o bicharraco, que cobran por subir cuatro vídeos y fotos en bicicleta con sueldos por las nubes. Necesitamos crear cantera que les guste ir en bici sin la necesidad de colgarlo luego en las redes sociales. Eso, o seguir viendo clasificaciones internacionales con solo italianos, suizos, franceses o belgas.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.