• Opinión
  • 10 de Abr, 2019

Opinión: Benditos glober@s

Por Ignacio Peralta

Si algo tiene el deporte es su carácter inclusivo. Es un espacio donde todos tenemos cabida. Donde cada uno elige la disciplina que le apasiona y cada uno lo practica al nivel que quiere o puede estar. Este carácter inclusivo ha sido uno de los estandartes del deporte y se ha fomentado en numerosas ocasiones o eventos.

A esta inclusión hay que añadirle el concepto de equipo tantas veces trabajado. El éxito en el deporte, como en gran número de ocasiones en la vida, depende del trabajo de todos los miembros de un equipo, con independencia de sus posiciones o funciones.

Cuando practicamos deporte por pasión, cuando salimos a rodar a la carretera los fines de semana, debemos de llevar muy presente estos valores. Debemos entender que estamos ahí, todos, para disfrutar, cada uno a su nivel. Estamos ahí para desconectar de la rutina del día a día, para poner a punto los músculos de cara a competir en esa o aquella cicloturista, para afrontar los primeros puertos de la temporada o simplemente para gozar sin más pretensiones.

Ahora bien, creo que algunos de los que salen los fines de semana con sus grupetas o en solitario no tienen muy claros estos valores. Al igual que cuando se montan en sus coches, se olvidan de las mínimas normas de circulación y respeto hacia los demás aficionados que están en la carretera. Se olvidan de que el verdadero problema, el verdadero peligro o “enemigo” de los ciclistas son los coches (afortunadamente no todos lo son). Se olvidan que cualquier aficionado, con independencia del nivel que tenga, tiene el mismo derecho que ellos a circular, transitar y entrenar por la carretera, camino o carriles bici. Se olvidan que los glober@s también son personas, se olvidan que los glober@s también tienen retos por cumplir, se olvidan que los glober@s también entrenan. Y se olvidan de lo más importante, que cuando empezaron en su día, ellos también fueron glober@s.

El éxito en el deporte, como en gran número de ocasiones en la vida, depende del trabajo de todos los miembros de un equipo

Como es habitual en el fin de semana, aprovecho para salir a entrenar en carretera y me llama la atención como me sigo encontrando con actitudes de superioridad de numerosos aficionados. Actitudes de aquellos que por ir más rápido o estar más en forma, parece que el resto de los que los que circulamos les molestáramos. Actitudes que fruto de su mayor pericia y velocidad ponen en peligro o asustan a otros aficionados, con las consecuencias que eso puede provocar. Actitudes elitistas y un tanto déspotas al resto de compañeros de la carretera (sí, en carretera, todos somos compañeros, con independencia de la grupeta con la que entrenes).

Por eso este artículo está dedicado a todos esos fantásticos glober@s que han decidido comenzar a practicar este deporte o aquellos que por la edad las piernas no les dan para más, pero sí su determinación y afición. Está dedicado a todos aquellos glober@s que cada fin de semana deciden salir a montar en bicicleta en cualquiera de sus disciplinas en vez de quedarse en casa sin hacer nada o viendo la televisión. Está dedicado a todos esos glober@s que con verdadera alegría e ilusión fomentan en sus hijos la pasión por el deporte y la vida sana.

Es gracias a todas estas personas, a toda esta nueva cantidad de aficionados que en los últimos años se han incorporado al ciclismo, por la que los que llevamos más tiempo practicándolo y los que trabajamos en él debemos de estar muy agradecidos. Sin ellos no sería posible la proliferación de carreras que se han dado en los últimos años. Sin ellos no sería posible las ingestas cantidades en tecnología e I+D que numerosas grandes marcas invierten año tras año para sorprendernos. Sin ellos no sería posible los crecimientos en ventas que se han producido en los últimos años.

Es gracias a gran parte de estos aficionados por los que se ha conseguido las firmas suficientes para conseguir modificar la ley en materia de seguridad vial. Es gracias a estos aficionados por los que cada vez más y más coches van tomando conciencia que la bici no es cosa de unos pocos y que en alguna de esas grupetas de la carretera puedes estar un primo, un amigo, un conocido. Por eso, desde aquí, mi enhorabuena a todos los aficionad@s, a esos benditos glober@s, que cada fin de semana deciden hacer deporte y salen a montar en bicicleta.

Por eso, la próxima vez que salgas, tú decides cómo lo vas a hacer. Yo ya lo he decidido

#yotambiensoyglober@

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Suscríbete.