• competición
  • 07 de Oct, 2021

Descubrimos la Merida de Sonny Colbrelli que le dio la victoria en la París-Roubaix

Después de casi 20 años de carreras en seco, la París-Roubaix se disputó este año bajo la lluvia. La carrera está considerada como la verdadera prueba de fuego del ciclismo, tanto para los corredores como para sus bicicletas. Sonny Colbrelli (TBV) consiguió y celebró la victoria con la Merida Reacto.

Una bicicleta ganadora
Las modificaciones realizadas en su bicicleta para afrontar con seguridad los sectores de adoquín, el barro y los charcos son realmente muy sutiles.

De la distancia total de 257,7 kilómetros entre Compiègne y Roubaix, este año se recorrieron 55 kilómetros en sectores adoquinados y como la lluvia había empezado a caer con fuerza el sábado en el noreste de Francia, los corredores se enfrentaron a unas condiciones especialmente duras el día de la carrera, tomando la salida con toda la ropa de lluvia. Seis horas después, Sonny Colbrelli era el corredor más fuerte en el sprint del Velódromo de Roubaix, coronando una temporada 2021 estelar con su primera victoria en uno de los monumentos del ciclismo.

En su camino hacia la victoria, el campeón europeo de 31 años lo hizo sobre la bicicleta que le ha estado acompañando toda la temporada, la Merida Reacto, sólo que para esta carrera realizó algunas modificaciones.

Sonny Colbrelli optó por el modelo Reacto combinado con las ruedas Metron 55 de Vision, que cuentan con llantas de sección profunda para mejorar la aerodinámica también a altas velocidades.

Para conseguir la mejor tracción y a la vez una buena protección contra los pinchazos en los sectores adoquinados, se montaron los neumáticos GP5000S TR de Continental. Con un ancho de 32 milímetros, estos neumáticos ofrecen mucho volumen, comodidad y seguridad, y al ser un neumático tubeless, la presión de aire se puede reducir sin que aumente la resistencia al rodar.

Para el manillar, Colbrelli montó la combinación convencional de manillar y potencia de FSA que ha llevado a lo largo de la temporada: manillar K-Force Compact Carbon de FSA montado en una potencia ACR de aleación. La razón principal es que la sección transversal del manillar convencional ofrece un agarre más seguro en los adoquines que la sección transversal plana y con forma de ala de la unidad Metron 5D de una pieza de FSA.

Para minimizar la fatiga en las manos y la parte inferior de los brazos, los mecánicos del equipo pusieron dos capas de cinta de manillar Prologo en la sección transversal del manillar, con una sola capa en las caídas y las curvas.

En la parte de los cambios, Colbrelli optó por un cassette 11-25 y bielas con una relación 54/42 - no hubo cambios en el cambio electrónico Di2 ni en los frenos de disco hidráulicos del grupo Dura-Ace de Shimano. Lo mismo ocurre con el sillín Nago C3 de Prologo, que es la elección de Sonny durante todo el año.

Así pues, el italiano ha llevado a esta gran victoria una Reacto que sólo difiere en pequeños detalles de la Merida Reacto Team-E de fábrica y que pues ver aquí. Si quieres más información sobre los modelos de la gama Reacto, puedes consultar pulsando aquí.

 

Si quieres compartir...