• Actualidad Internacional
  • 27 de Dic, 2021

Titici celebra su sexagésimo aniversario

El 22 de diciembre del año 1961 comenzó una historia de artesanía e innovación con el nacimiento simbólico de la marca italiana TITICI. Para conmemorar sus seis décadas de actividad, hacemos un recorrido de la historia de dicha marca italiana junto a su fundador Alberto Pedrazzani.

LOS INICIOS

Tras la Segunda Guerra Mundial, en Italia fueron los años del boom económico. En aquella época, Alberto Pedrazzani, nacido en 1937, trabaja como aprendiz en un taller mecánico de Castelnuovo d'Asola, en la provincia de Mantua, cuando se le presentó un nuevo trabajo: "Una marca de Milán buscaba a alguien que soldara el manillar de sus triciclos. Cuando me enteré, busqué la marca en la feria de Milán y llegué a un acuerdo con ellos. Del manillar pasamos a los cuadros completos. Creé mis primeros triciclos y las primeras bicicletas para niños", explica el fundador de la marca. De esta manera, Pedrazzani inició su andadura en el sector de la bicicleta.

TRADICIONALMENTE INNOVADORES

Pedrazzani siempre se ha caracterizado por ser una persona con la mente abierta, curiosa y ecléctica que le ha llevado a anticiparse a los tiempos buscando siempre soluciones innovadoras: "Asistí a ferias internacionales en busca de las últimas innovaciones. En 1964, descubrí la soldadura eléctrica y la introduje inmediatamente en mi empresa para aumentar la calidad y la resistencia de los cuadros. Estudié los modelos de otras marcas, no para copiarlos, sino para desarrollar cuadros mejores y únicos para lanzarlos al mercado. El objetivo era ganar a la competencia, sobre todo a la de los países asiáticos, a través de la alta calidad y la innovación constante. A menudo, la motivación era también práctica: garantizarme una forma de mantener a mis cinco hijos", comenta Pedrazzani.

Por ello, el impulso hacia el futuro, la voluntad de proponer productos innovadores y revolucionarios son rasgos del carácter de la marca italiana.

DE “FUEGO” A UN MILLÓN DE CUADROS

En los años 80 la soldadura robotizada aumentó la productividad de la empresa, que a principios de los 90 alcanzó la producción de un millón de cuadros al año, situándose entre los mayores fabricantes europeos de cuadros de bicicleta. Este crecimiento, básicamente, se dio por la fuerte demanda de bicicletas BMX y las nuevas bicicletas de montaña, sector en el que TITICI es una excelencia indiscutible.

"El modelo del que estoy más orgulloso es el Fuego, un modelo patentado a principios de los años 80 con un sistema de suspensión de ballestas absolutamente innovador para la época. Para fabricarlo, me inspiré en la suspensión de los carros agrícolas. La idea que subyace es que se puede conseguir un mayor confort de conducción aprovechando la deformación de los materiales. Un concepto que ha sido profundizado en los últimos años por mi hijo Matteo y que ha llevado a la creación del sistema PAT, el tubo superior plano y ultrafino que se ha convertido en la firma de cada cuadro TITICI", señala el fundador de la marca.

CREADORES DEL FUTURO

Los hermanos Pedrazzani, concretamente Matteo, es quien lleva en los 2000 a Titici a otra dimensión, pasando de la producción en serie de cuadros de bicicleta a la producción artesanal de cuadros de carbono, estrictamente adaptados al cliente. En definitiva, Matteo transforma la tienda de Castelnuovo d'Asola en un exclusivo taller de bicicletas.

Ahora, desde 2017, la marca forma parte del grupo Trerè Innovation, una importante empresa de Mantua que contribuye a la expansión de TITICI en todo el mundo y da continuidad al proceso de innovación: “Gracias a Trerè Innovation, un producto Made in Italy, artesanal e innovador, puede darse a conocer en todo el mundo, ganando consenso y admiración.”, concluye Alberto Pedrazzani.

60 ANIVERSARIO

Para celebrar los 60 años de actividad, este año TITICI ha creado el modelo VENTO Sessanta Anni, una edición especial caracterizada por la fascinante coloración verde con cromo que reconecta idealmente con los años 60.

Además, en la sede de Asola, se está completando un nuevo show-room de 1000 metros cuadrados para exponer toda la colección, ofrecer servicios profesionales de bikefitting y apoyar al cliente en la definición del modelo, las geometrías y los colores más adecuados a sus necesidades. Dicho show-room forma parte de un proceso de renovación de toda la sede y se inaugurará durante el año 2022.

Si quieres compartir...