• bikecracia
  • 31 de May, 2019

La DGT no da tregua a las eBikes

Sigue la guerra contra las eBikes. Como si del cielo bajara, y a pesar que el pasado mes de enero el Parlamento Europeo finalmente decretase que no sería obligatorio asegurar las bicis de pedaleo asistido Pedelec, la Dirección General de Tráfico (DGT) emitió el pasado viernes 24 de mayo una instrucción interna en las que obligaba a los vehículos L1e-A, entre las que se encuentran las pedelec o más conocidas eBikes, a una homologación específica para proceder a su matriculación, es decir, disponer de una póliza de seguro, pasar la ITV o circular siempre con casco. La instrucción está firmada por Pere Navarro, el Director General de la DGT, que el pasado mes de julio dijo textualmente que “los ciclistas son un marrón y con posturas radicales”. 

Una homologación específica para proceder a su matriculación se traduce en disponer de una póliza de seguro, pasar la ITV o circular siempre con casco

Además, los efectos prácticos de las instrucciones que emite la DGT son evidentes, ya que ahora este documento se encuentra a manos de todos los agentes de tráfico, desde la Guardia Civil hasta los policías locales, que si quisieran podrían iniciar un procedimiento sancionador a los usuarios de los vehículos que no cumplieron los requisitos legales de la instrucción.

AMBE reacciona
La Asociación de Marcas y Bicicletas de España ya ha lanzado un comunicado reclamando a la DGT que mejore la redacción de la instrucción para que no se incluyan a las pedelec en nuevo documento legal.

Según AMBE, que ha sintetizado todas las legalidades sobre las consideraciones y clasificaciones actuales de las eBikes, “debemos decir que la DGT debería hacer una mejor redacción de esta polémica Instrucción en la que, siempre desde nuestro punto de vista y, en su deber de claridad y para cumplir con la legislación europea, debería haber incluido un párrafo tras su texto inicial que debería haber expresado: El Reglamento (UE) nº 168/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de enero de 2013, relativo a la homologación de los vehículos de dos o tres ruedas y los cuatriciclos, y a la vigilancia de mercado de dichos vehículos, estableció los requisitos técnicos de los vehículos de la categoría L, con la finalidad de que las legislaciones nacionales publicasen normas armonizadas, ofreciendo así seguridad jurídica, tanto a los fabricantes como a los usuarios de este tipo de vehículos”.
 

 

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Suscríbete.