• bikecracia
  • 22 de Dic, 2017

Una necesidad esencial. La opinión de Miquel López-Egea

La Red de Ciudades por la Bicicleta y la Dirección General de Tráfico publicó el mes pasado el Barómetro de la Bicicleta 2017, un estudio que analiza la opinión, los hábitos y el uso que hacen los españoles de la bici. Además, expone las necesidades y las demandas que se tienen en relación a la bicicleta.

El Barómetro da las claves que hay que tener en cuenta en el sector del bike de nuestro país. El mercado nacional, a diferencia del resto de Europa, tiene mucho trabajo por hacer, muchas mentalidades que cambiar, y una imperiosa necesidad de innovar en las maneras de hacer. Es necesario establecer, ya, una dirección y no quedarse atrás.

A diferencia de otros países, las bicicletas eléctricas no están consolidadas aunque tienen un gran potencial. Esto es lo que el Barómetro ha ratificado: las eBikes vienen a cubrir unas necesidades y las tenemos que comunicar entre todos. No es una noticia nueva en el sector, hay que seguir insistiendo y no hay que bajar la guardia. Este estudio estima que en España hay un parque de alrededor de 30 millones de bicicletas y el número de usuarios que las utiliza ha aumentado en 3,5 millones desde el año 2009. Por lo tanto, no hay duda de que la práctica de este deporte sigue dinámica.

También el estudio da a entender que las eBikes son el futuro, aunque hay muchos consumidores finales y profesionales del sector que desconocen todavía sus ventajas.
Por este motivo, tal y como hemos visto en ferias como Sea Otter Girona, Unibike, o eBike Days by Cofidis, entre otras, es esencial que se puedan probar. El público final tiene que ver las eBikes como una nueva opción. Como bien indica el Barómetro, muchos de los no usuarios de bicicleta afirman que no la utilizan por problemas de salud, por pereza, por falta de forma física, porque las distancias son largas, por incomodidad, por orografía o por cansancio. Entonces… ¿a qué esperamos?

Es verdad que no ayuda que se acaben las subvenciones, pero hay que seguir promoviéndola y promocionándola en los eventos. Las eBikes se tienen que vivir, tocar, experimentar y sentir, porque esto garantiza que el público las conozca, las pruebe y se decida a comprar una. Además, tampoco tenemos que olvidar que también contribuirán a mejorar la labor ecológica y, a su vez, el consumidor final se ahorraría en dinero –es trascendental insistir en este último punto-.

Se sabe que las eBikes se toparán con algunos problemas del sector, pero si se actúa con cordura no solo solucionaremos un problema de los ciudadanos, sino que también obtendremos un futuro próspero para el sector del bike.
 

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.