• bikecracia
  • 18 de Jun, 2018

Nueva tensión en la Comisión por un video sobre el dumping de bicicletas eléctricas

El Colectivo de Importadores Europeos de Bicicletas Eléctricas medita tomar acciones legales contra los aranceles europeos por dumping en las bicicletas eléctricas de origen chino. El Colectivo, que está en pleno proceso de lucha contra las propuestas de registro y aranceles en bicicletas eléctricas enviadas a Europa desde China, cargó contra un video del Parlamento Europeo en el que se habla de subsidios estatales y dumping antes de llegar a una conclusión final del tema, ya que aún está a debate. Por eso, ha sugerido presentar un veredicto de culpabilidad antes de que el juicio final haya concluido.

Según el Colectivo, que viajó a Bruselas para presentar pruebas sobre cómo el registro está causando daños a las empresas, el video implicaba que el Parlamento Europeo ya ha tomado una decisión sobre un procedimiento legal que todavía no ha finalizado, sin haberse declarado que sea un caso de dumping. En estimaciones realizadas previamente, se cree que las reglamentaciones de registro perturban a los importadores que se enfrentan a un posible cobro retroactivo de un arancel del 189%. El Colectivo está considerando medidas adicionales para que se respete su derecho de defensa.

La transcripción del video del Parlamento Europeo es el siguiente:Cada vez hay más bicicletas eléctricas en Europa. Cada vez más populares, también son objeto de un litigio comercial internacional en torno al problema del dumping, una práctica por la cual las empresas extranjeras venden sus productos subvencionados por el Estado a precios por debajo del valor de mercado. En este caso, las bicicletas eléctricas que se fabrican en China se están vendiendo a precios bajos en Europa, algo que la UE considera una amenaza para el comercio y el empleo. Cada vez hay más conflictos comerciales en todo el mundo, y la normativa de la UE para combatir las prácticas comerciales desleales, como el dumping, ha quedado obsoleta. No se ha reformado desde la década de 1990, y el mundo actual es muy diferente al de entonces. Entre las medidas ya existentes están los aranceles que se aplican a los productos que la UE considera una amenaza para las empresas de la Unión. Pero no basta con aumentar los impuestos a la importación. Aparte de las normas son necesarios medios para obligar a su cumplimiento. Por eso es importante contar con instrumentos contra las prácticas comerciales desleales. Además de aumentar los aranceles, se están proponiendo ciertos cambios: mayor rapidez en las investigaciones antidumping y la creación de un servicio de asistencia para procesar las demandas que presentan las pequeñas empresas. Además, el Parlamento quiere involucrar a las organizaciones sindicales en sus objetivos de modernización del proceso”.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.