• e-bike
  • 27 de Oct, 2017

Rossignol apuesta por la E-Track Fat para la nieve

La E-Track FAT es una bicicleta especialmente diseñada para pedalear en la nieve con neumáticos extra anchos y es eléctrica. De esta manera, la marca apuesta por otras posibilidades en la nieve.

Tiene un motor centra Brose y un agarre excelente que proporciona sensaciones sorprendentes en superficies suaves y resbaladizas como la nieve, el barro o la arena. Se monta con horquilla RockShock Bluto de 100 mm que da un plus en comodidad y precisión.

 

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.