• mountain bike
  • 01 de Feb, 2016

Wilier Triestina amenaza con emprender acciones legales contra los responsables de la bicicleta trucada

"Estamos literalmente conmocionados. Es inaceptable que la foto de una bici nuestra esté dando la vuelta por todos los medios internacionales por un hecho desafortunado. Trabajamos a diario para llevar al mundo la calidad de nuestros productos y saber que una Wilier Triestina ha sido vilmente manipulada nos produce mucha tristeza declaró el consejero delegado, Andrea Gastaldello, tras el anuncio de la UCI el pasado sábado 30 de enero de abrir una investigación en torno a la bicicleta de una de las participantes en la carrera sub-23 de los Mundiales de ciclocross en Heusden-Zolder (Bélgica) por sospecha de "fraude tecnológico".

"Nuestra sociedad", añadió, "se reserva emprender acciones legales contra la corredora o cualquier otro responsable de este grave asunto a fin de salvaguardar el buen nombre y la imagen de la compañía, presidida por el profesionalismo y la seriedad en sus 110 años de historia".

“La UCI confirma que, siguiendo las regulaciones sobre fraude tecnológico, una bicicleta ha sido apartada para una posterior investigación en los controles realizados en la carrera femenina sub-23 de los Mundiales de ciclocross. Esto no afecta a ninguna de las corredoras del podio", explicó el comunicado de la máxima autoridad ciclista.

Aunque el comunicado de la UCI no lo especificaba, la Federación Belga confirmó que la bicicleta investigada por presunto fraude tecnológico es la de su corredora Femke Van den Driessche, una de las favoritas en la categoría, que se retiró de la carrera alegando precisamente una avería mecánica en la última vuelta.

"Era de un amigo"
Van den Driessche afirmó que ésta no era la suya, sino una idéntica propiedad de un amigo. "No era mi bicicleta, sino la de un amigo, idéntica a la mía, pero ésta terminó en mis manos después de un error de un mecánico", explicó la deportista entre lágrimas durante una entrevista con la cadena belga Sporza. La bicicleta trucada "es exactamente igual que mi bicicleta actual", aseguró Van den Driessche, quien dijo que su propietario es un amigo que había ido a visitarla el sábado con la misma y que un mecánico debió tomarla por la suya y la preparó para la carrera.

"Este muchacho a veces entrena conmigo y mis hermanos, pero no tenía idea de que había colocado un motor, nunca me lo había dicho. Todo esto es un error", aseguró la joven ciclista. Van den Driessche afirmó esta ser consciente de que su carrera "podría haberse terminado", aunque dijo esperar "una segunda oportunidad".

“El dopaje mecánico ya es una realidad”
Por su parte, el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Brian Cookson, afirmó que “El dopaje mecánico ya es una realidad”. “Estamos convencidos de que las trampas tecnológicas existen en el ciclismo”. Por este motivo, “durante 2015 llevamos a cabo una serie de controles no anunciados en busca de fraude tecnológico en las pruebas más importantes del calendario internacional y nuestro compromiso siempre ha sido el de mantener estas inspecciones a lo largo de la presente temporada”, explicó.

“No queremos dar más detalles del funcionamiento”, aseguró Cookson, que lo que sí dejó claro es que la ciclista y el equipo (o la Federación Belga) se podrían enfrentar a duras sanciones. El mínimo serían seis meses de inhabilitación para la ciclista así como una multa económica que iría desde los 18.000 hasta los 180.000 euros.
“A los que cometan este tipo de fraude los vamos a atrapar”, sentenció.

Fuente fotos: AFP, EFE i VRT.
 

Si quieres compartir...   

Galería


Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.