• urban bike
  • 13 de Ene, 2017

El servicio municipal de alquiler de bicicletas de Zaragoza se duplicará en 3 años

El servicio Bizi del Ayuntamiento de Zaragoza se incrementará con 1.200 bicicletas más y 120 estaciones en los próximos tres años. Además, se ampliarán las vías para ciclistas, sobre todo en las zonas donde ahora no llega el carril bici, para así dar servicio a todos los barrios.

A día de hoy, el servicio cuenta con 1.300 bicicletas y 130 estaciones ubicadas en distintas zonas de la ciudad. La meta del consistorio es llegar a 2.500 bicis y 250 estaciones para el año 2019, según afirmó la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas. La previsión es realizar esta extensión en tres fases, ampliando 400 bicicletas y 40 nuevas estaciones en cada una de ellas, a lo largo de los años 2017, 2018 y 2019. Zaragoza se convertirá, de esta manera, en un «referente» en el uso de la bicicleta en el sur de Europa, equiparándose al de urbes similares como Sevilla, con 2.750 bicicletas, o Valencia, con 2.600.

En la actualidad, son 26.000 los usuarios del servicio Bizi, muy lejos de los 37.500 que se registraron en el año 2013. Hubo un descenso de abonados considerable cuando, en el 2014 y en aplicación de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), se aprobó la ordenanza que impide a las bicicletas circular por las aceras. Pero también muchos usuarios han pasado a tener su propio vehículo de dos ruedas, por lo que no renuevan los abonos.

El pasado año se amplió el trazado y la red de carril bici en la ciudad y el consistorio pretende dotar todavía más vías de una forma paulatina. «Los barrios siempre lo han pedido», afirman desde el ayuntamiento. De momento, la partida presupuestaria consignada para el 2017 es de 1.800.000 euros; el Gobierno de Zaragoza remitirá a la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de Aragón la ampliación del servicio, «un primer paso», señaló Artigas.

Teléfono gratutito
Además, el acuerdo incluye cambios como el prefijo del teléfono de atención al cliente de 902 a 976 para que sea gratuito, una petición que los usuarios demandaban desde hace tiempo, y la ampliación del horario nocturno del servicio con una interrupción, por cuestiones técnicas, de 2 a 5 de la mañana.

También habrá mejoras en los abonos, según anuncia el consistorio. En la actualidad, el abono anual cuesta 36.93 euros e incluye los primeros 30 minutos de cada trayecto de forma gratuita. Pasado este tiempo, cada franja de media hora hasta las 2 horas tiene un coste de 0,52 euros. En el caso de sobrepasarlas, se aplica una penalización por uso indebido. El abono temporal de 72 horas tiene un coste de 5.28 euros, y el resto es igual que en el abono anual.

Además, hay una aplicación para el teléfono móvil que ofrece información en tiempo real de las estaciones y permite localizar bicis disponibles, o reportar de manera inmediata incidencias con el anclaje de una bicicleta.

Fuente: El Periódico de Aragón 

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.