• accesorios
  • 07 de Ene, 2022

Zéfal apuesta por la modernización de sus herramientas de producción

Zéfal, la marca francesa especializada en el diseño y la fabricación de accesorios para bicicleta dirigida por los hermanos Matthieu y Aurélien Brunet, ha registrado un aumento de sus ventas del 35% entre 2020 y 2021. Gracias a la popularidad del ciclismo en Francia y en toda Europa, desde mayo de 2020 no han dejado de aumentar las ventas de Zéfal, tras un periodo difícil en el primer trimestre de 2020 a causa de la Covid-19.

"Terminamos el año 2020 con una facturación de 14,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 25% respecto a los 11 millones de euros de 2019. Para 2021, nuestro volumen de negocio debería alcanzar los 20 millones de euros, un 40% más", afirma Aurélien Brunet, director general adjunto encargado de las ventas y el marketing.

En la actualidad, Zéfal realiza más del 70% de sus ventas fuera de Francia: el 45% se realizan en países de Europa y el 25% en el resto del mundo, concretamente en Sudamérica y Canadá. "Nuestros principales mercados son Alemania, Reino Unido, España, Italia, Escandinavia y Europa Central. Estamos un poco menos presentes en Bélgica y los Países Bajos", afirma el director general adjunto.

Actualmente, la marca francesa se distribuye en varios miles de tiendas independientes, cadenas especializadas y en Internet. Aunque Zéfal realiza una parte de su negocio directamente con las grandes cuentas, la empresa trabaja principalmente con distribuidores y mayoristas en los mercados francés y europeo.

Pese a que la empresa está registrando muy buenos resultados, Aurélien Brunet no oculta que la pandemia está trayendo problemas relacionados con el impacto directo en los precios de coste y con los plazos de entrega, que pueden retrasarse alrededor de un mes.

APUESTA POR LA MODERNIZACIÓN DE LAS HERRAMIENTAS DE PRODUCCIÓN

Ante el aumento de la competencia de Asia, Zéfal ha optado por diseñar todas sus gamas en Francia y también por modernizar sus herramientas de producción con el objetivo de aumentar la capacidad de producción en su país.

En los últimos tres años, la empresa francesa ha invertido en varias máquinas, como una nueva línea de llenado de buretas, prensas y máquinas de inyección de plástico. Ahora, en el primer trimestre del año vigente, Zéfal adquirirá una máquina de moldeo por soplado y una flamante línea de montaje de botellas que completarán la fase de modernización de la planta de Jargeau (Francia).

"Entre noviembre de 2021 y el primer trimestre de 2022, habremos invertido más de un millón de euros en nuestras herramientas de producción. Podemos hablar de varios millones si nos remontamos a más de tres años. Realmente necesitábamos modernizar nuestros equipos de producción", admite Aurélien Brunet.

El director general adjunto encargado de las ventas y el marketing también habla sobre futuras inversiones en la fabricación de minibombas. "Algunos de nuestros modelos podrían fabricarse en Francia a partir de 2023. También estamos trabajando en la adquisición de máquinas CNC para poder producir piezas de aluminio".

Si quieres compartir...