• bike data
  • 28 de Dic, 2022

"Portugal, un ejemplo a seguir", la opinión de Toni Amat

"Portugal, un ejemplo a seguir", la opinión de Toni Amat

Artículo publicado en el número 74 de Tradebike.

Opinión: "Portugal, un ejemplo a seguir"

Recientemente publicamos la noticia de que Portugal reducirá el IVA en la compra y reparación de bicicletas de un 23% a un 6% a partir del mes de enero de 2023. Una vez más, Portugal ha tomado la iniciativa y se adelanta a muchos países de Europa apoyando y potenciando el sector de la bici. No en vano, en estos momentos es una industria muy importante para el país, y se ha convertido en el principal proveedor europeo de bicis y componentes para mercados como Alemania, Italia, España o Francia.

Pero el tema no queda aquí, este año también se aprobó la campaña “Deporte Escolar sobre Ruedas” (una ayuda para subvencionar bicis y cascos para que los niños asistan a la escuela este curso 2022-23). Dos medidas que representarán un gran impulso a todo el sector de la bici en estes país, dos claros ejemplos de cómo potenciar el ciclismo desde la infancia y la bicicleta como practica y como medio de transporte ecológico y sostenible. Todo ello, además, ayuda a fomentar las ventas de bicicletas en Portugal y evidentemente su mantenimiento.

Como venimos comentando desde hace meses, Portugal ha hecho y sigue haciendo los deberes. ABIMOTA, la asociación portuguesa, está haciendo una gran labor. Tras la pandemia, en un momento en que muchas marcas buscan minimizar en la medida de lo posible la dependencia de Asia, Portugal se ha preparado y equipado durante años para dar este servicio, y captar estas necesidades del mercado europeo, y en estos momentos está en una posición privilegiada.

Se podrían reconvertir estos centros de producción de automoción de esta industria con problemas hacia el sector de la bicicleta

La otra cara de la moneda, por desgracia, es el rechazo por parte del Gobierno de España a la enmienda presentada por Conbici y AMBE para reducir el IVA en la compra, alquiler y reparación de bicicletas de un 21% a un 10 %.

No debemos olvidar que vivimos en un país donde la industria del automóvil y la motocicleta llegó a ser muy importante, uno de los proveedores principales de Europa, y todavía pesa mucho en la economía del país. Pero estos últimos años se han ido cerrando y perdiendo fábricas y centros de producción. No dejan de ser centros de ensamblaje de vehículos, y las fábricas de bicicletas son esto, sobre todo centros de ensamblaje de vehículos, e incluso necesitan un grado de robotización menor que una fábrica de automóviles, por ejemplo.

No me parece una idea descabellada aprovechar la oportunidad que ofrece la industria de la bicicleta en estos momentos. El boom del sector, la movilidad sostenible y el intento de recuperar el “Made in Europe”, se podrían reconvertir estos centros de producción de automoción de esta industria con problemas hacia el sector de la bicicleta, y retener esta industria y estos puestos de trabajo, ya sea fabricando bicis eléctricas, musculares o componentes. Las previsiones que hay de crecimiento de la bicicleta en Europa hasta 2030 son espectaculares, especialmente en movilidad y para las E-bike. Hay un enorme potencial.

Pero para todo ello, el país debe creérselo y empezar a trabajar en esta dirección, ayudar al sector, desde abajo, como está haciendo Portugal, con ayudas al comercio, a la educación, a la movilidad, a la industria… pero ayudas de verdad, con proyectos, estrategias y partidas presupuestarias de verdad. No deberíamos dejar pasar esta oportunidad.

Si quieres compartir...