• bikecracia
  • 26 de Feb, 2020

¿Por qué el coronavirus ha provocado retrasos en los pedidos?

El coronavirus ya se ha cobrado más de 2.000 vidas en China. El gigante asiático es uno de los principales productores industriales del mundo, y el coronavirus ya ha tenido importantes efectos negativos en su economía debido al retraso en los pedidos a causa de las restricciones del gobierno del país para contener el brote. 

El virus no solo se puede propagar a través de contacto personal, sino también a través de objetos que pueden provenir de las miles de plantas industriales que hay repartidas por todo el país. Un estudio publicado en enero de 2020 sobre otros coronavirus ha revisado otros 22 estudios previos sobre la persistencia de otros coronavirus en superficie inanimadas. Según su análisis, estos virus pueden sobrevivir en superficies inanimadas como el metal, cristal o plástico hasta 9 días "aunque puede ser eliminado eficientemente por procedimientos de desinfección de superficies". Este estudio no analiza el tiempo de supervivencia del coronavirus causante del brote iniciado en Wuhan (China) sino de otras variantes de esta familia de virus.

En su apartado de preguntas frecuentes sobre el nuevo coronavirus, la OMS afirma que "todavía no se sabe durante cuánto tiempo" vive este tipo de coronavirus sobre las ‎superficies pero "la información preliminar apunta a que puede ‎sobrevivir unas horas. Un simple desinfectante puede matar a los virus, ‎e impedir que sigan infectando". ‎

Las medidas que ha tomado el gobierno chino para contener la epidemia son drásticas y afectan a la producción industrial, una de las actividades económicas más importantes del país. Fabricas bajo sospecha quedan cerradas y el personal del resto está obligado a trabajar con guantes, máscaras y desinfección del producto final.

China es uno de los principales productores de accesorios y componentes de bicicletas, y el impacto que puede tener el cierre y el mayor control de estas plantas es importante. China exporta a los países occidentales y los distribuidores de estos han sufrido retrasos en la entrega de sus pedidos. El coronavirus no es el único factor que ha alterado la normalidad en la producción industrial y en los pedidos que llegan desde China. En esta época del año, muchos ciudadanos chinos vuelven a sus hogares para celebrar el año nuevo chino. Muchos de ellos, a la vuelta de vacaciones, no vuelven a incorporarse a sus puestos de trabajo, lo que provoca un desequilibrio en las plantillas. 

Sin embargo, hay plantas que ya están cumpliendo con los requerimientos, y están comenzando a producir de nuevo. Aunque los pedidos no llegarán hasta finales de marzo, pues el tiempo medio de transporte desde que se producen las mercancías  hasta que llegan a su destino en Europa es de más de 15 días. Este período de tiempo, además, tranquiliza a los distribuidores, ya que según los estudios científicos previamente mencionados, sería superior a los 9 días que estiman que el virus puede permanecer en objetos, por lo que no habría riesgo en que el virus se propagara a través de la mercancía.


 

 

 

Si quieres compartir...