• bikecracia
  • 28 de Feb, 2020

Opinión: Si las marcas no nos preocupamos por la salud de la bicicleta, ¿quién lo hará?

Opinión: Si las marcas no nos preocupamos por la salud de la bicicleta, ¿quién lo hará?

Hace tan sólo unos días la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, celebró su Asamblea General anual. AMBE, para quien aún no la conozca, es la Asociación Empresarial del sector que aglutina a fabricantes e importadores de bicicletas y de todo tipo de material relacionado con la bicicleta y el ciclismo.

Formada por unas 40 Empresas y cientos de marcas, tiene dos objetivos principales: la defensa de los intereses de las empresas del sector; y la promoción del uso de la bicicleta en todas sus vertientes.

AMBE trabaja, de forma exclusiva, por aquellos intereses que son comunes a todos sus asociados y su propuesta de valor se centra en el trabajo sobre sus empresas asociadas, sobre los usuarios de la bicicleta y la sociedad.

Una organización empresarial que incluye tanto empresas de origen español, como extranjero y de diferentes tipologías y tamaños de empresas, tales como:

Algunas de las Empresas asociadas a AMBE lo son, por que reciben una serie de beneficios concretos como pueda ser el asesoramiento en materias como mercados exteriores, importaciones, aranceles y antidumping, Normativas a cumplir… Pero todas reciben un valor añadido del que no disfrutan las empresas que no están en AMBE: tres completos Informes de mercado al año, elaborado por nuestro proveedor oficial de datos Sport Panel, dos de ellos con información sell-in y otro completo informe sectorial con datos sell-out, con la colaboración de Cofidis.

Pero, además, existe una poderosa razón que une a todos los asociados que forman parte de la asociación. No podemos dejar nuestros intereses, la normativa de circulación de las bicicletas, las restricciones a la práctica del MTB, el fomento de la bicicleta como medio de transporte, … quede en manos ajenas, sin que la voz de nuestra industria sea escuchada y tenida en cuenta.

En este sentido, durante el pasado año 2019, AMBE ha esarrollado una intensa labor de lobby, por ejemplo, ante la DGT y la confusión generada por los nuevos Vehículos de Movilidad Personal que amenazaban con salpicar a la bicicleta y, especialmente, a la bicicleta de pedaleo asistido.

Así mismo, la Asociación lanzó una campaña de información dirigida, en colaboración con la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) a más de 1.700 Jefes de Policías Local de toda España informando sobre lo que es y lo que no es una EPAC y cómo poder identificarlas fácilmente.

Otro ejemplo, ha sido la labor de información ante la Dirección General de Seguros del Ministerio de Economía, la propia DGT y la representación permanente de España ante la EU, por la iniciativa de pedir desde la EU seguro obligatorio para las bicicletas de pedaleo asistido. Materias, todas ellas, vitales para la salud de nuestro mercado.

Y de este modo, AMBE en su Asamblea General ha reafirmado, de cara a 2020, su vocación de seguir trabajando, no sólo en cuidar que la legalidad y las normativas que nos afectan no lo hagan de forma negativa, sino que pretende desarrollar una labor de acción política que favorezca el uso de la bicicleta. Y, en esta línea, es de esperar que este año se apruebe en Consejo de Ministros la Estrategia Estatal de la Bicicleta en la que AMBE, como parte de la Mesa Española de la Bicicleta y, ostentando la portavocía en sus decenas de jornadas de trabajo con cientos de expertos, ha venido desarrollando durante los últimos 2 años bajo la coordinación de la DGT –Oficina de la Bicicleta- Pero más aún, AMBE se ha puesto como objetivos 2020 trabajar en el fomento de la bicicleta en la infancia y la juventud, la bicicleta como medio de transporte urbano y la difusión de los beneficios de la bici eléctrica.

Por otro lado, al albur de la etapa de expansión de nuestro mercado en años pasados, han podido surgir iniciativas empresariales oportunistas que en poco o nada han beneficiado al mercado. Por eso AMBE intensificará este año su labor de vigilancia, formación e información para que el propio sector se responsabilice del cumplimiento de las reglas de mercado, mientras, por otro lado, pondrá en marcha iniciativas para reforzar el tejido empresarial que sustenta la labor de AMBE.

Si quieres compartir...