• bikecracia
  • 18 de May, 2020

Giant, uno de los fabricantes líderes en el sector, se prepara para un año difícil

A medida que los temores sobre el Covid-19 se han extendido por los mercados de todo el mundo, el Grupo Giant se prepara para un año difícil. Sin embargo, los ingresos récord del pasado 2019 deberían ayudar a impulsar al mayor fabricante mundial de bicicletas a minimizar el impacto del virus en sus operaciones globales.

En un comunicado de prensa del pasado mes de marzo, el fabricante con sede en Taiwán informó de un aumento del 5,3% en los ingresos generales en 2019 hasta alcanzar los 2,1 billones de dólares, record histórico para la compañía.

El motor de ingresos clave el año pasado fue el crecimiento en las ventas de bicicletas eléctricas en Europa y una recuperación de dos dígitos en el mercado interno chino, según el comunicado.

"Europa superó al resto de los mercados con un crecimiento de dos dígitos en comparación con 2018", agregó la compañía que, aunque no reveló cantidades ni precio medio de venta si dijo que las ventas de bicicletas eléctricas en Europa crecieron un 40% en 2019.

Las ganancias por acción para 2019 fueron de 30 centavos y los accionistas podrían recibir un dividendo de 15 centavos por acción si, como es más que probable, el Consejo de Administracion de la compañía lo aprueba el próximo 19 de junio.

La compañía advirtió que pronosticar para 2020 sería difícil. “El virus COVID-19 ha causado una interrupción significativa en el impulso de crecimiento de la economía global. Asia, Europa y América del Norte se enfrentan a una mayor propagación de la enfermedad. Las incertidumbres que rodean la economía global, plantea muchos desafíos por lo que Giant continuará monitorizando el desarrollo de la situación y al mismo tiempo adaptando medidas proactivas que minimicen su impacto en la operación global de Giant”, advirtió la compañía.

Por otro lado, Giant Ibérica, ha anunciado esta misma semana a través de su director general, Jose Casla, una caída en las ventas en el mercado doméstico (España/Portugal/Andorra) del 45% en el primer cuatrimestre del 2020.

“Han sido meses muy duros de confinamiento. Todo se paró de forma inesperada en el momento más importante de ventas para nosotros desde el punto de vista estacional. De todas formas, somos optimistas a corto plazo ya que en los últimos días hemos recibido sorprendentes pedidos por parte de nuestros clientes, la mayoría de los cuales ya han abierto sus tiendas la pasada semana. A medio plazo las expectativas dependerán del ritmo de reactivación de la economía en general, aunque manejamos información que nos hace ser optimistas sobre el papel que va a jugar el mundo de la bicicleta dentro del entorno de la movilidad sostenible en este escenario de . Sería una pena no aprovechar los grandes progresos conseguidos en tan poco tiempo y es por ello que aprovecho para reclamar liderazgo a las instituciones públicas que es a las que sin duda les toca liderar ese camino. Que no tengan ninguna duda de que la industria de la bicicleta siempre estará de su lado
”, ha comentado Jose Casla.

Así mismo el máximo responsable de Giant Ibérica ha anunciado una donación de un euro por cada bicicleta Giant y LIV vendidas hasta que “la humanidad encuentre una vacuna que de verdad combata este maldito virus”.

“Son momentos de solidaridad y de generosidad por lo que ya me he puesto en contacto con el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) para instrumentar una donación que puede suponer miles de euros al no tener límite de importe y a la que me gustaría incorporar a nuestra red de ventas, y porque no a los usuarios finales de nuestras bicicletas” conc Casla. 

Si quieres compartir...