• bikecracia
  • 21 de May, 2020

Una guía de buenas prácticas para mantener la higiene en las tiendas

La pandemia producida por el Covid-19 está cambiando nuestras vidas, una vez que volvamos a una normalidad, tendremos que aumentar nuestras medidas higiénicas, será pues, muy importante, mantener unas prácticas que ahora mismo nos parecen muy complicadas de implementar, pero, con el tiempo y las rutinas diarias, pasarán a formar parte de nuestra vida cotidiana.

Es incuestionable que el mantener una buena higiene en nuestros negocios afectara positivamente al mismo, tenemos que evitar el contagio de nuestros empleados, todavía no se sabe qué pasará cuando tengamos un caso positivo en la plantilla de una empresa, pero, y por lógica, puede ocasionar el cierre del negocio durante uno o varios días hasta que se pueda comprobar que el resto de personal no se ha infectado.

También es muy recomendable que nuestras prácticas sean públicas, conocedoras y visibles por parte de nuestros clientes, esto ocasionará una confianza por su parte y redundará en unos resultados positivos para nosotros.

Medidas de Seguridad Recomendables a Implantar

El distribuidor Comercial Pous nos propone algunas medidas que los establecimientos deberían seguir para poder dar servicio con seguridad y sin riesgo de infección. 

·Previo a la entrada del personal al negocio es comprobar que no se tiene fiebre, sobre este tema ya nos informan a diario diferentes medios de comunicación.

· Poner un letrero en la puerta que le pida a los clientes que se abstienen de apretar las palancas de freno, las palancas de cambio y tocar las empuñaduras o las sillas de montar. Como cualquier tienda de bicicletas sabrá, los clientes se sienten atraídos por estos puntos de contacto casi de inmediato, pero podrían representar un riesgo de contagio en este escenario.

·Al ofrecer demostraciones de bicicletas, solicitar al cliente que traiga su propio casco, o busque una forma de forrar el casco con una capa desechable.

· Poner alfombras en la entrada de la tienda y la entrada de mercancías, manipular siempre con guantes cuando procedamos a su limpieza.

·Poner a disposición de los clientes gel hidroalcoholico a la entrada del negocio, las jaboneras son el método más cómodo para esto.

·Muy recomendable que insistamos a nuestros clientes en que desinfecten sus manos a la entrada a nuestro negocio.

· Igualmente, en la zona de mostradores, cajas, taller, o SAT disponer de puntos dispensadores de gel hidroalcoholico.

· Atender con guantes y mascarilla.

·Cada vez que acabamos de atender y siempre que manipulemos productos que han estado en contacto con el cliente limpiar nuestros guantes con gel hidroalcoholico, sobre todo si hemos manipulado efectivo.

·Es conveniente desinfectar con una solución alcohólica los mostradores donde los clientes depositan las mercaderías, recomendado varias veces al día.

·Mobiliario de tienda en contacto directo con clientes, con un producto Bactericida o una solución alcohólica. Recomendable a diario.

·Baños y vestuarios, Recomendable la limpieza con un producto Bactericida-Viricida, siempre que sea posible no aclarar y dejar secar, estos productos tienen un efecto “residual”. Recomendable a diario.

·Limpieza de sala, es recomendable el fregado con un producto Bactericida-viricida, siempre que sea posible por la mañana antes de la apertura al público.

·Talleres de Bici, (actualmente es un negocio autorizado) manipular con guantes la entrada de la bici en el taller, reparar siempre con guantes limpios, antes de entregar la bici al cliente es recomendable pulverizar con una solución alcohólica las zonas donde hemos tenido contacto; puños, manillar, sillín, etc.

·Productos que manipulamos para SAT, (un pulsómetro al que cambiamos la pila o una raqueta que hay que encordar), tratar igual que el apartado anterior, manipular con guantes limpios y desinfectar antes de su entrega.

·Mercancía que llega a nuestros almacenes, manipular con guantes, lo ideal sería poder tener “en cuarentena” unos días la mercancía que acaba de llegar, cuando esto no es posible tenemos la desinfección por Ozono. En este punto será importante el que contemos con proveedores tengan implantado sistemas de control efectivos.

·Desinfección de las mercancías que tocan nuestros clientes, podemos diferenciar estos productos en 2 apartados;
1) los artículos pequeños y de fácil desinfección; un pulsómetro, un casco de bici, un balón de futbol, etc,
En estos casos pulverizar con solución alcohólica y dejar aplicar 15 segundos, secar con un paño si es necesario.
De esta manera podemos desinfectar por ejemplo un casco que se ha probado un cliente.
2) artículos de difícil desinfección; calzado deportivo, guantes y ropa deportiva que se han probado nuestros clientes. (A día de hoy no sabemos nada de cómo se procederá, probar una camiseta o unos pantalones que se han probado antes otras personas generará mucha desconfianza…..)

En este caso lo más efectivo y si el cliente no compra la mercancía que se ha probado será depositar estas mercancías en una caja para su posterior desinfección por ozono* u otro sistema de desinfección ambiental. En estos casos sería recomendable una desinfección diaria junto con las mercancías que nos han entregado nuestros proveedores.

También y si no disponemos de un sistema de desinfección podemos dejar los productos que se ha probado un cliente “en cuarentena” es de suponer que en breve sepamos el tiempo que el virus permanece activo en diferentes superficies.
 

Si quieres compartir...   

Galería