• bikecracia
  • 22 de May, 2020

Los principales países de Europa ponen en marcha planes de subvención para la compra de bicicletas

Mientras que cada vez más ciudades de toda Europa están instalando carriles bici o reduciendo los límites de velocidad para dar más espacio a la movilidad activa y hacerla más segura, otro tipo de iniciativa con un enorme potencial para aumentar el uso de la bicicleta está ganando popularidad en estos países: los incentivos financieros directos para los ciclistas, tanto para la compra de bicicletas convencionales y eléctricas como para la reparación de las mismas.

La Federación Europea de Ciclismo (ECF) y sus asociados firmaron una carta dirigida a la Comisión Europea que fue elaborada por 12 organizaciones que representan a las autoridades y operadores de transporte público, asociaciones empresariales, autoridades locales y regionales europeas y ONG, encabezadas por POLIS, la red de ciudades y regiones europeas para soluciones innovadoras de transporte. En ella se destacaba la necesidad de apoyar la movilidad urbana para responder a la crisis del coronavirus, pero también de aprovechar las oportunidades de movilidad urbana sostenible que se presenten. En cuanto al sector del ciclismo, además de un aumento sustancial de las inversiones en infraestructuras, la ECF reiteraba el llamamiento a la creación de un fondo de acceso a la bicicleta eléctrica de la UE de 5.000 millones de euros para poner en marcha el Acuerdo Verde de la UE presentado anteriormente por la ECF y sus socios en el sector del ciclismo. Este fondo aceleraría la adopción de la bicicleta eléctrica en los países en los que existen barreras de mercado para su uso, haciendo así que el ciclismo sea más atractivo para grandes grupos de la población y dando un impulso a la industria europea del ciclismo.

En Italia, el proyecto de decreto legislativo para las medidas de recuperación de COVID asigna 120 millones de euros para subvenciones de compra que cubren el 70% y hasta 500 euros del precio tanto de las bicicletas convencionales como de las eléctricas, válidas hasta finales de este año, con el objetivo de promover la movilidad sostenible en las ciudades de todo el país durante la fase de recuperación. El único inconveniente es que, según el proyecto actual, la medida sólo estaría disponible para los residentes de ciudades de más de 50.000 habitantes, lo que excluiría, por ejemplo, a los usuarios de una localidad más pequeña que quisieran comprar una bicicleta eléctrica para viajar al trabajo en una ciudad más grande.

En Francia, el Ministerio de la Transición Ecológica y Solidaria anunció un plan de 20 millones de euros para promover el uso de la bicicleta tras el fin del bloqueo, con el fin de evitar, en particular, un desplazamiento masivo en transporte público y en automóvil.

La Ministra Elisabeth Borne declaró que “es el momento de mostrar que la bicicleta es un medio de transporte por derecho propio y no sólo una actividad de ocio. Mientras que el 60% de los viajes realizados en Francia en tiempos normales son de menos de 5 km, las próximas semanas representan una oportunidad para muchos franceses, sean o no ya ciclistas, de elegir la bicicleta para ir al trabajo o para hacer viajes locales".

Entre otras medidas, este plan gubernamental incluye en particular vales de 50 euros para la reparación de una bicicleta (cambio de cadena, freno, neumático, desviador...) dentro de una red referenciada de tiendas de bicicletas, listadas en una plataforma dedicada y gestionada por la organización miembro de la ECF, la FUB. Al mismo tiempo, las autoridades locales también están introduciendo incentivos; por ejemplo, la Región Metropolitana de Lyon dará una subvención de 500 euros a los compradores de una bicicleta eléctrica, una bicicleta plegable o una bicicleta de carga.

En cuanto al sector del ciclismo, además de un aumento sustancial de las inversiones en infraestructuras, la ECF reiteraba el llamamiento a la creación de un fondo de acceso a la bicicleta eléctrica de la UE de 5.000 millones de euros para poner en marcha el Acuerdo Verde de la UE presentado anteriormente por la ECF y sus socios en el sector del ciclismo.

En Alemania, por iniciativa de la organización miembro de la ECF, ADFC, una amplia alianza de organizaciones de movilidad, medioambientales y de consumidores pide una prima de movilidad sostenible que sustituya al plan de desguace de automóviles puesto en marcha durante la última recesión. En lugar de financiar únicamente la compra de automóviles, esto permitiría a los consumidores elegir también opciones de movilidad sostenible, como bicicletas convencionales y eléctricas, bicicletas de carga, pero también suscripciones a transporte público local y de larga distancia, y planes de movilidad compartida.

La Comunidad Valenciana, un ejemplo a seguir en España
En España, el gobierno no ha propuesto medidas concretas que puedan ayudar a mejorar la movilidad en bicicleta, aunque sí que se muestra favorable a utilizar la bicicleta cómo medio de transporte en la vuelta a la normalidad.

La Comunidad Valenciana ha anunciado que subvencionará la compra de bicicletas y patinetes eléctricos, para potenciar el uso de vehículos de movilidad personal sostenibles. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunció la concesión de ayudas directas para la compra de bicis y patinetes a partir del 15 de junio y hasta una cantidad de 250€.

La pandemia nos ha planteado grandes dificultades en la movilidad”, afirmaba Puig, que añadía que “la nueva normalidad debe ser más ecológica y sostenible”.

La línea de ayudas directas subvencionará la compra de bicicletas urbanas, eléctricas, y patinetes eléctricos (VMPs) en las tiendas con sede en la Comunitat Valenciana que se hayan adherido al plan.

Estas son las subvenciones del gobierno valenciano:
• Hasta 75€ para bicicletas de PVP hasta 500€.
• Máximo de 250€ para bicicletas eléctricas de PVP hasta 1.400€.
• 75€ para patinetes eléctricos de PVP hasta 450€.
• Hasta 200€ para kits de electrificación de bicicletas de PVP hasta 600€.
• 150€ para bicicletas con elementos de carga para transporte infantil de PVP hasta 700€.

Además, se ha creado la Oficina Valenciana de la Bicicleta, y se acondicionarán itinerarios ciclistas en áreas metropolitanas.
 

Si quieres compartir...