• componentes
  • 25 de Jul, 2019

Shimano renueva su pedal de iniciación en carretera con el PDRS500, diseñado con características de gama alta

Disponer de un pedal que proporciona seguridad y confianza, al mismo tiempo que sea sencillo de utilizar y duradero, es un elemento fundamental para quienes se inician en el uso de pedales con cala. En sintonía con su línea de trabajo habitual de proporcionar a los ciclistas los mejores y más innovadores componentes para sus salidas, Shimano ha renovado su pedal de iniciación en carretera con el nuevo modelo PDRS500, que sustituye a un clásico como el PDR540, que ha servido históricamente a cientos de ciclistas a estrenarse en el uso de pedales con cala del sistema SPD-SL.

El nuevo pedal PDRS500 ha sido diseñado con algunas características y tecnologías presentes en modelos de gama alta. Sin ir más lejos, su factor Q es el mismo que el de los pedales Dura-Ace, lo que aporta eficiencia y rendimiento al pedaleo. Además, su diseño de plataforma extraancha facilita el enganche y desenganche de la cala. Otro elemento que facilita la entrada y salida de la cala es la tensión del muelle, que en el PDRS500 es más ligera que en un pedal convencional.

Asimismo, el PDRS500 cuenta con placas metálicas en los puntos clave en los que se produce el contacto entre la zapatilla y el pedal, lo que reduce la fricción y aumenta la durabilidad del pedal. Su peso es de 320 g.

El pedal PDRS500 forma parte del sistema SPD-SL de Shimano, creado para proporcionar al ciclista la integración perfecta entre el pedal y la zapatilla y brindar una transmisión de potencia más eficiente y estabilidad sobre la bicicleta al subir y al bajar.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Suscríbete.