• distribución
  • 05 de Ene, 2022

Deporvillage aumenta su facturación tras pasar a manos de JD Sports

El pasado mes de junio, el grupo Iberian Sports Retail Group (Isrg), la joint venture con la que el grupo JD Sports opera en la Península y que engloba las actividades de Sprinter y Sport Zone, compró el 80% de la empresa especializada en la distribución de equipamiento deportivo Deporvillage por un valor de 140,4 millones de euros.

Esta empresa, que actualmente cuenta con un equipo de 300 personas, ha finalizado el año 2021 logrando facturar 160 millones de euros, lo que supone un incremento en sus ventas del 35% respecto al año anterior, que finalizó con una facturación de 117,8 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 7,7 millones de euros.

Para este año 2022, la empresa centrará su estrategia de negocio en continuar acelerando el crecimiento de sus marcas propias mediante su ecommerce y lanzar nuevas marcas a lo largo de todo el año. Además, la compañía también tiene en mente impulsar la venta a través del canal digital, concretamente en segmentos especializados, con el foco puesto en materiales y categorías de bicicleta y montaña.

La compañía, con sede en Manresa (Barcelona), también prevé aumentar su crecimiento a través del retail mediante la apertura de sus primeros puntos de venta en sus mercados principales: Portugal, España, Francia e Italia.

Si quieres compartir...