• distribución
  • 03 de Mar, 2022

Conor Sports reorganiza su almacén para convertirlo en un espacio plenamente seguro

Conor Sports reorganiza su almacén para convertirlo en un espacio plenamente seguro

Conor Sports S.A., fabricante y distribuidor de bicicletas CONOR y WRC, ha reorganizado su almacén, situado en Egüés (Navarra), para lograr tres objetivos: reducir al máximo los riesgos laborales, mejorar la seguridad de sus puestos de trabajo y optimizar los procesos de almacenaje y expedición de bicicletas.

Para lograr estos tres objetivos que se ha fijado la compañía, Conor Sports, además de haber instalado nuevas estanterías con el propósito de utilizar al máximo el espacio del almacén, ha adquirido una flota de máquinas de última generación que cuentan con todos los dispositivos de seguridad posibles, con navegación a través de un sistema de filoguiado, detección de personas, anulación de espacios que permitan la caída al vacío trabajando en altura, etc.

Estas acciones de mejora que ha tomado la empresa navarra han permitido a Conor Sports ganar en productividad, puesto que la gestión y preparación de pedidos y expediciones desde los navegadores de abordo que llevan incorporadas las nuevas máquinas es mucho más eficiente y, también, porque se ha duplicado la capacidad de almacenamiento del almacén.

Además, también se han logrado recortar los tiempos de preparación, ya que ahora los empleados trabajan desde lo que se define como “almacén avanzado caótico”, caracterizado por el control de ubicaciones de producto y gestión de números de serie.

Características técnicas del cambio

Dicho sistema se centra en la gestión de recepción, almacenaje y expedición de bicicletas mediante un sistema de gestión avanzado, que destaca por tener la trazabilidad del producto mediante los siguientes condicionantes: un sistema de gestión por ubicaciones, gestión mediante números de serie, reservas de producto y almacenaje y expedición inteligente mediante ubicaciones en almacén.

Si comparamos el sistema actual respecto al anterior, observamos que ahora el seguimiento se hace mediante números de serie y no de lote a lote, que el almacenaje ya no es de tres alturas apiladas, sino que las estanterías se ajustan a cada tamaño de caja, pero sin apilar, y también que las expediciones ahora se realizan mediante picking, modelo a modelo y no pedido a pedido. Además, ahora ya no existe riesgo de ubicación en altura, puesto que no existe espacio entre máquina y estantería.

Por otro lado, actualmente sí se realiza un seguimiento de ubicación informatizada con el control de número de serie y se han actualizado las reservas de productos, por lo que ya se pueden realizar reservas asignadas de bicicletas. Asimismo, la búsqueda de bicicletas en almacén ahora se hace mediante una navegación semiautomática que permite reducir los tiempos.

Además, por lo que hace al riesgo físico en la manipulación, se ha reducido con cargas más sanas, y también se ha conseguido ampliar el espacio de almacenaje, que ahora llega hasta el techo del almacén.

Si quieres compartir...