• race y events
  • 22 de May, 2020

Sea Otter Europe sigue trabajando y regresará más fuerte que nunca en septiembre

En Sea Otter Europe no se han parado los motores y sigue trabajando para el festival previsto el mes de setiembre, con el desarrollo de un formato 2020 adaptado a las nuevas circunstancias y a las nuevas fechas. Tras seguir la evolución de la pandemia hemos podido sacar algunas conclusiones interesantes que nos han dado un soplo de aire fresco ante tanta incertidumbre.

No debemos infravalorar el impacto que habrá a corto plazo en la industria del ciclismo como consecuencia del Covid-19, pero existen algunos datos que ya han hecho evidentes que esta será una Sea Otter Europe con valor añadido como plataforma de lanzamiento de productos 2021, de test imprescindible de bicicletas, y en definitiva de contacto directo entre profesionales y público final.

Y es que el ciclismo augura un incremento de popularidad, y la gente va a necesitar ponerse al día en cuanto a lo que hay de nuevo en el mercado.

La decisión final de compra se toma en Sea Otter Europe

Es evidente el shock que la pandemia del coronavirus ha tenido en nuestro sector bike, pero también lo es que la reapertura y reactivación de la actividad comercial ha traído una avalancha de futuros ciclistas que ya empiezan a arreglar viejas bicis, y a informarse de precios y modelos para comprarse una de nueva. ¿Se estará ensanchando la base ciclista? ¿Estamos ante un momento de entrada de “nuevos futuros” ciclistas?

Ya sea vía online o a través de las tiendas especializadas, hay algo que todo comprador necesita antes de adquirir un producto: poder probar la compra, con el objetivo de tener la información necesaria para tomar la decisión final.

En el caso de las bicicletas, el hecho de testearlas sigue siendo “un imprescindible”, por lo que una vez más se pone en valor el papel de Sea Otter Europe en este momento. El “flechazo” entre bici y comprador tendrá lugar en el festival, donde las mejoras marcas de ciclismo (las cuales se desvelarán en breves) pondrán a disposición de los visitantes, su flota de bicicletas.

Una actividad demobike, que el año pasado – en su edición 2019 - alcanzó un total de 3.000 test completados, entre las 500 bicicletas dispuestas para la actividad.

Tenemos Sea Otter Europe para años

El cambio de fechas ha llevado a la Sea Otter Europe a setiembre, una fecha que podría tener incluso más sentido a nivel comercial que su fecha habitual.

El CEO de Sea Otter Europe Albert Balcells Padullés, declaraba en el inicio del confinamiento que "ahora el panorama será diferente y la Sea Otter Europe se puede convertir en un lugar ideal para las últimas novedades de cada marca de cara a 2021. Incluso puede ser un buen lugar para que las marcas realicen presentaciones a su red comercial y otras acciones de ámbito profesional. Será una prueba sobre cómo qué puede ofrecer la Sea Otter Europe en esas fechas, algo que probablemente no hubiésemos podido saber en condiciones normales". 

Y es que, a pesar de este traspié mundial, tal como manifestaba Albert Balcells Padullés, "tenemos Sea Otter Europe para muchos años, y queremos seguir trabajando con este elemento de dinamización del ciclismo”.

Y concluía añadiendo que “Sea Otter Europe debe ser un punto de encuentro para la industria ciclista para que puedan llegar al consumidor final, en donde podamos seguir apoyando la industria del ciclismo y del cicloturismo para muchas ediciones, cómo así hemos previsto con la Sea Otter Classic”.


 

Si quieres compartir...