• race y events
  • 03 de Sep, 2021

El final de una era para Eurobike

  • Vista del stand de Shimano el día de máxima afluencia en Eurobike 2021

Este es el último año de Eurobike en Friedrischafen (Alemania). No porque termine la Feria, sino porque el año que viene se traslada a Frankfurt. Sin embargo, muchas cosas cambiarán y ya no volverá a ser la misma que había sido hasta ahora.

Desde Tradebike, un año más, asistimos en persona a Eurobike 2021. Se trata de una edición en la que ha habido varios hándicaps. El primero y más obvio, el Covid-19 y todas las limitaciones derivadas de la pandemia. Si ir a Friedrischafen ya es una aventura de por sí, hay que añadir todas las dificultades del desplazamiento. Y segundo, la pérdida de expositores relevantes y la consecuente pérdida de atractivo para visitantes y profesionales.

Con todo ello, nos encontramos con una edición también diferente en contenido. Destaca una clara presencia de empresas dedicadas a la bicicleta urbana, e-bikes y - especialmente - dedicadas a componentes.

Con la absencia de muchas grandes marcas, algunas más desconocidas ganaron más protagonismo y estaban situadas en puntos clave o mejores ubicaciones.

¿Dónde estaban las empresas españolas?

A pesar de que no había grandes marcas (sobretodo de bikes y complementos), pudimos ver a un buen número de empresas españolas que tenían su stand propio en Eurobike 2021. Y lo mejor de todo, descubrimos y conocimos a muchas que - hasta ahora - nos eran desconocidas.

Las empresas españolas de bicicletas que asistieron a la Feria fueron Ossby, BKL, Rayvolt y Urban Biker. En cuanto a complementos, las empresas españolas que asistieron a Eurobike 2021 fueron Sismic y Corda. En cuanto a componentes y otros tipos de empresa, estuvimos con Galfer, Ackrovalis, Zycle, Blub y Derivados del Motor. 

¿Dónde estaba el público?

La falta de atractivo, sumado a las restricciones del Covid, ha provocado una desaparición muy notable del público habitual a esta feria. Muy poca gente se desplazó hasta el recinto ferial para curiosear. Prácticamente, solo había gente relacionada con la industria del bike. Por ello, los shows y demos de la Feria eran muy reducidos. 

Por primera vez en la historia de esta concurrida feria, se podía caminar sin chocar con nadie, visitar stands sin hacer cola... algo impensable en ediciones anteriores.

¿Dónde estaban los grandes expositores?

Hace años, ya fueron baja marcas americanas de bicicletas como Specialized, Trek, Giant... y en la edición de este año, ha habido muchas más empresas que finalmente decidieron no asistir a la Feria. A pesar de ello, pudimos ver un buen stand de Merida u otro de KTM. 

Shimano tenía un stand muy grande, donde aprovechó para mostrar sus recientes dos grupos nuevos de carretera, entre otras novedades. Por otro lado, se ha echado de menos ver marcas de complementos textiles como Castelli, Sportful, Inverse o Gobik. En cuanto a accesorios, pudimos ver a ABUS y Lazer pero no otras marcas como MET, POC y Oakley. 

Los grandes distribuidores alemanes, por mucho que jugaran en casa, faltaron a su cita. Cada año, estos distribuidores ocupaban prácticamente todo un pabellón para mostrar las novedades de todas sus marcas.

Según nos comentaron off the record algunas marcas, la falta de stock también ha sido una razón de peso para no asistir a Eurobike 2021. Muchos empresarios parece que optaron por no viajar, ya que no podían ofrecer garantías a sus clientes o crear nuevos.

¿Dónde está el futuro de las ferias internacionales?

Queda claro que estamos ante un formato obsoleto. Muchas cosas deben cambiar si se quiere mantener el concepto de Feria para mostrar productos y potenciar la red de comercio entre la industria. Las ferias siguen siendo necesarias para las reuniones presenciales, el networking y muchas otras situaciones. También, para una industria como la de la bicicleta, es necesario que la gente vea y pruebe el producto. Por todo ello, es evidente que hace falta un replanteamiento. Además, las pequeñas empresas que quieran darse a conocer no estarán dispuestas a volver a pagar por un stand si no hay una garantía de que público y empresas vayan a venir.

El año que viene, en Eurobike Frankfurt, veremos si se han aprendido los errores y también si las grandes marcas deciden apostar o no por las ferias.

Si quieres compartir...