• swim
  • 10 de Nov, 2021

Zoggs emprende un camino hacia la sostenibilidad

Una buena noticia para todos los triatletas es la misión que lleva desde hace un tiempo Zoggs. Desde que el grupo HEAD absorbió la marca Zoggs, esta última ha empezado a transformarse. Pero lo que muchos no saben aún es que Zoggs ha emprendido un camino sostenible en la fabricación de sus productos que empezó a coger fuerza en 2017.

Ahora, la marca destaca por tener unos ideales mucho más sostenibles y comprometidos con el medio ambiente. Aumentando su tecnología para reducir el agua usada y la huella de carbono en la fabricación y distribución de sus productos, y cambiando la composición de los tejidos y blísteres de sus producciones, han conseguido posicionarse como la multinacional de ropa y accesorios de natación más sostenible del planeta.

Zoggs contribuye a la limpieza del ecosistema marino a través del reciclaje de botellas de plástico para un segundo uso destinado a la creación de bañadores, colgadores, bolsas de plástico o en sus packs de gafas. En definitiva, un 80% de su packaging es reciclable, lo que provoca que los usuarios y consumidores a su vez reciclen el producto.

Este compromiso con la sostenibilidad lo evidencian los tejidos clave de sus bañadores: Ecolast y Ecolast +. Ambos tejidos tienen unas características especiales y están hechos de botellas de plástico desechadas.

Ecolast +, el nuevo tejido hecho de residuos de plástico reciclado, tiene un 55% de poliéster reciclado y un 45% de PBT. Además, viene con su garantía de por vida y está hecho a prueba de cloro, ya que no se degrada. En Zoggs, tienen tan clara su resistencia al cloro que, si el bañador se estropea, te lo cambian.

Ecolast, el segundo tejido, está hecho con un 84% de poliéster reciclado y un 16% de elastano. Dicho tejido está hecho de microfibra, por lo que es muy suave al tacto, cómodo y fácil de poner. Además, tiene protección UV y es un tejido de secado rápido.

En Zoggs, el 95% de la producción de bañadores es reciclada. Con tejidos fabricados de botellines de agua desechados en el mar, y una garantía de por vida de los trajes de baño, Zoggs se posiciona como una marca mucho más ECO que la media y que se quiere alejar de un consumismo desmedido que perjudica al planeta. A su vez, han estandarizado las medidas de las cajas de envíos y reducido la cantidad de agua que usan en sus fábricas en un 35% desde 2017. 

Fuente: Tradesport

Si quieres compartir...