• textil
  • 20 de Dic, 2018

TEST: Ten la cabeza bien amueblada con el Blade+ MIPS de Lazer

Confort, ligereza, máxima protección y un ajuste perfecto. Estos son, probablemente, los cuatro grandes valores añadidos del nuevo Lazer Blade+ MIPS. Con este modelo, la marca ofrece a los ciclistas más exigentes un casco con un perfecto equilibrio entre rendimiento y seguridad y que, por su diseño, se adapta perfectamente tanto a una salida exigente de fin de semana como a un uso diario por la ciudad.

A primera vista sorprende su diseño clásico, con formas que mezclan la estética Race con un estilo más propio de los cascos urbanos. Una ambigüedad que maximiza la versatilidad de este modelo, difícil de encasillar en una categoría, pero capaz de adaptarse a cualquier uso.

Otro de los aspectos que primero nos llaman la atención es su ligereza: pesa tan solo 230 gramos (en tallas S). La marca belga, propiedad del gigante Shimano, siempre ha sido uno de los grandes referentes en ligereza, y con el nuevo Blade+ consigue ofrecer un peso perfecto que, entre otras cosas, evitará que suframos esas incomodas molestias que, después de muchos kilómetros y horas encima la bicicleta, notamos en la zona de las cervicales.

Y llegamos al que, seguramente, sea el punto fuerte de este modelo: su ajuste. Su forma estrecha combinada con el reconocido sistema Advanced Rollsys proporciona un ajuste periférico preciso y progresivo. Además, este ajuste es extremadamente fácil de “gestionar”, y con tan solo un dedo podemos, desde la rueda instalada en la parte superior del casco, regular el encaje y ofrecer en todo momento un ajuste totalmente simétrico sin ningún punto de presión en la cabeza, con el extra de comodidad que ello supone. La excelencia en el ajuste se completa con unas correas perfectamente regulables y un cómodo cierre de barbilla.

 

En marcha

Una vez ajustado, destaca sobre todo el gran confort que ofrece. Por su extrema ligereza, por su ajuste y por una construcción In-Mold que garantiza mayor rigidez y resistencia al impacto. Sus 22 orificios de ventilación nos mantienen frescos en todo momento, incluso en condiciones de extremo calor. La aerodinámica no es, lógicamente, la que nos puede ofrecer un tope de gama como el Z1, pero garantiza un coeficiente de rozamiento más que aceptable.
Aunque este modelo está disponible con y sin tecnología MIPS, recomendamos apostar por la versión que incorpora este sistema de protección de impacto multidireccional
. Su funcionamiento es simple: se trata de una placa especial de baja fricción situada entre las almohadillas del casco y la carcasa de poliestireno. En caso de impacto, la capa de baja fricción girará y ayudará a absorber una parte del impacto, reduciendo así las fuerzas de rotación de la cabeza y minimizando lesiones y daños cerebrales. ¿Infiere este sistema en aspectos como el confort, el peso o la ventilación? Salvo que seamos unos expertos ciclistas, difícilmente notaremos la diferencia, así que entre un modelo con o sin MIPS, la recomendación es obvia: cuanta más seguridad, mejor.

El nuevo Blade+ MIPS, además de garantizar un excelente confort y una alta protección, también nos permite conocer algunos parámetros de entrenamiento. No en vano, es compatible con la tecnología LifeBEAM, un innovador sistema de monitorización del ritmo cardíaco integrado en el casco. Este sistema funciona a la perfección en dispositivos y teléfonos inteligentes a través de ANT + y Bluetooth 4.0, los cuales muestran la frecuencia cardíaca del ciclista en tiempo real.

Con las salidas que hemos realizado con él y, a pesar de que afortunadamente no hemos probado su protección durante una caída, podemos valorar el Lazer Blade+ MIPS como un modelo muy apto para aquel usuario que esté buscando un casco de altas prestaciones a un buen precio.

 

Lo mejor del Lazer Blade: los sistemas ARS y MIPS

Entre las principales tecnologías que ha desarrollado Lazer, para el Blade destacamos el sistema de retención ARS y el de protección adicional MIPS. Por un lado, el Advanced Rollsys System es atractivo, funcional y preciso. Nos ha gustado mucho por la facilidad de uso: un solo dedo es necesario para hacer girar la rueda situada en la parte superior del casco. Ya sea en estático o en marcha, este sistema logra un ajuste perfecto en cualquier momento y con un extra de comodidad. Por otro lado, el sistema MIPS con el que viene incorporado Lazer supone un plus de seguridad adicional, ya que, en caso de impacto, reduce el riesgo de lesiones y daños cerebrales. La placa de color amarillo, situada en la parte interior del casco y que cubre toda la cabeza, apenas se nota gracias a su ligereza y absorbe parte del impacto con una gran eficacia.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Suscríbete.