• textil
  • 17 de Jul, 2019

Maldita Buena Suerte: ¡qué bueno que viniste!

¿Qué puede suceder cuando un diseñador gráfico es practicante del MTB y tiene una idea de bombero? Como mountain biker, tiene la condición inherente de loco. Sí, no nos engañemos, nos pasamos horas sufriendo y sudando subiendo montes cuando podríamos estar estirados en la playa practicando el dolce far niente. Lo que puede suceder es que se puede fundar Maldita Buena Suerte, ofrecer un producto diferente y de buena calidad e inundarse de éxito. Aquí empieza todo.

¡Coño, pues hazlo!”. Este fue el detonante que impulsó a Luis a crear su primer diseño de camiseta de calle. Después de montar con su pareja una empresa de regalos de diseño y un laboratorio fotográfico digital, la idea era crear una marca para la comunidad ciclista diferente a las actuales, con diseños atrevidos que identificara a los ciclistas con hacer aquello que les gusta: subirse a la bicicleta y lanzarse a la aventura a lo loco. La primera camiseta fue un éxito y, acto seguido, vinieron más, para posteriormente lanzar calcetines. La notoriedad que cogió Maldita Buena Suerte hizo que la dedicación laboral a la marca textil fuera exclusiva, teniendo que cerrar el laboratorio fotográfico. Había nacido una de las marcas que actualmente más triunfan en España en ropa ciclista.

La filosofía de MBS es clara: hacer algo diferente, que identifique a los ciclistas como locos por las bicis con diseños divertidos y a la vez un producto funcional. Así es, se tratan de diseños informales, sin duda atrevidos, con mensajes ciclistas de toda la vida. Nada es baladí, la esencia es 100% ciclista. Tampoco es trivial que Hermida sea el principal embajador de la marca, ya que, como dice Luis, “nos define y representa a la perfección y nos complementamos mutuamente muy bien”.

El producto estrella de MBS es el calcetín; un producto técnico fabricado con un tejido termorregulador que permite utilizarlo durante todo el año, para que una condición climática adversa no te prive de lucir sus diseños. Sin embargo, se trata de un calcetín que, aunque ideado para ir en bici, muchos lo utilizan para otros deportes como el running o para su día a día. Los guantes son otros de sus productos estrella, de dedo entero para poder usarlo todo el año, sin protecciones y con mucho agarre y tacto en el manillar. Lo que los hacen únicos son los mensajes en la palma, una característica muy aceptada por los usuarios. También las zapatillas customizadas, fabricadas por la marca Luck, destacan entre la colección de MBS. Finalmente, tanto la indumentaria ciclista con series muy limitadas y exclusivas como la ropa casual, pensada para que a los apasionados de la bici se les conozca por la calle, son una categoría de producto muy importante para la compañía.

Pero si algo persigue la marca es el contacto con la gente, con el consumidor, con el loco de la bici. Según Luis, “nos encanta hablar con la gente y dar un trato muy de tú a tú, aunque sea por correo o teléfono. Sin embargo, lo que realmente nos mola es coincidir con la gente en bici y que te comenten sus impresiones y anécdotas de sus productos”. Ubicados en la localidad de Betanzos, a 20 kilómetros de A Coruña, presumen de la tortilla de Betanzos, considerada para muchos la mejor de España. Y es que la pasión por diseñar un producto único ha llevado al equipo de Maldita Buena Suerte a amar lo que hace, disfrutar y, como si de un laboratorio se tratase, no parar de discurrir ideas.

MALDITA BUENA SUERTE

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Suscríbete.