• textil
  • 23 de Ene, 2020

Endura se compromete a plantar un millón de árboles anualmente

Como compañía global, Endura es enteramente consciente del impacto medioambiental y está trabajando en un número de frentes para reducir su huella medioambiental y está luchando en numerosos frentes para reducirla. El foco de atención sobre la industria textil está creciendo, ya que sus emisiones de carbono son solo superadas por la industria petrolífera - la denominada fast-fashion se ha convertido en un peligro medio ambiental. Al contrario que este nuevo fenómeno, el kit Endura ha sido diseñado para durar más. Sin embargo, la compañía reconoce que queda todavía mucho trabajo que completar, tanto en la compañía como en la industria globalmente. Mientras se han tomado pasos hacia el cambio necesario, sus productos están libres de PFC desde 2018, ofrecen un servicio de reparación y donan el 1% de sus beneficios a buenas causas, existen todavía retos mucho más grandes.

La realidad del impacto ambiental de nuestra marca se compone de tres áreas principales”, explica Pamela Barclay, Directora y co-fundadora de Endura “El proceso de teñido de los tejidos, la energía necesaria para el funcionamiento de la fabricas y el fin de vida del producto”. Mientras Endura puede, y lo hace, controlar el proceso de teñido al escoger fábricas éticas, no pueden influenciar en la infraestructura energética china, tampoco puede por si sola resolver el asunto del ciclo de vida del producto.

En Endura hay una investigación en curso – compañía parte del Pentland Group – para encontrar un proceso de reciclaje químico que pueda operar a gran escala y que pueda cambiar la mentalidad de la industria – e incluso la de organizaciones gubernamentales. Pero estos cambios son sobre infraestructuras que necesitan años para cambiar y como bien indica Jim McFarlane, no tenemos tiempo de sobra. “El asunto clave en el que nos debemos de concentrar es la emergencia climática”, afirma el director. “Una vez que los polos se derritan será imposible re-congelaros en el corto plazo - esta es la razón para impulsar nuestra iniciativa Million Trees”.

Endura se enorgullece de estar asociados con el Pentland Centre for Sustainability in Business de la universidad de Lancaster University. Su mensaje clave es que de todos los retos medioambientales que afronta el planeta, hay uno que es mucho más importante que los demás y este es la emergencia climática global y mantener el aumento de temperatura por debajo de 1.5C. Las investigaciones muestran que la re-forestación es una de la mejores soluciones para reducir los niveles de dióxido de carbono, pero al necesitar los árboles décadas para crecer, y la presión aumenta cada día, el tiempo perfecto para actuar seria ahora. A partir de 2020, Endura se ha comprometido a plantar un millón de árboles anualmente para ayudar a reducir la cantidad de dióxido de carbono en la atmosfera.

No todos los árboles son iguales, necesitan ser la especie acertada y estar plantadas en el ecosistema idóneo. Los bosques en regiones boreales cubren mucha menos superficie que en los trópicos, por lo que, para el primer proyecto, Endura ha elegido restaurar los manglares de Bahía de Maputo en Mozambique. La región estuvo una vez cubierta de bosques de manglares gigantes y estuarios, pero estos se han visto reducidos debido a la actividad humana de las últimas décadas. Endura trabajará con comunidades locales para restaurar, replantar y proteger estos vitales bosques, proporcionando importantes hábitats para especies protegidas de aves y mamíferos, además de crear puestos de trabajos locales. Como añadido, Endura esta también trabajando en un proyecto cercano local para plantar especies nativas de árboles en su escocia natal. “Tierra no hay nada más que una, por lo que plantaremos arboles donde quiera que podamos hacerlo, de una forma barata y donde estos árboles puedan ser protegidos” afirma Barclay. Mientras que la iniciativa One Million Trees es un gran paso en la dirección acertada, no existe el sentido de complacencia en Endura. “Continuaremos trabajando duro para impulsar sostenibilidad alrededor de nuestra oferta de producto y el negocio globalmente,” explica Pamela, “pero a nuestra marca le queda un largo camino por recorrer.”

Para Endura se trata de hacer lo correcto. Detestaríamos mirar al pasado y pensar que hubiésemos podido hacer algo que no hicimos - Barclay hace una pausa - “Este pensamiento es el impulsor principal de estos esfuerzos. No se trata de hacer atajos. No es un truco mediático. No es una chaqueta hecha de hilo de pesca. Necesitamos centrarnos en los aspectos reales que pueden suponer una diferencia. Si no paramos el cambio climático, no dispondremos de un mundo que limpiar".

Si quieres compartir...