• urban bike
  • 05 de Mar, 2019

Will Butler-Adams (Brompton): "Si vas a utilizar la bici cada día, debe ser parte de ti"

Brompton nació con una misión clara: cambiar la forma de vivir en las ciudades creando un producto que aumenta el sentido de libertad. Su producción y ensamblaje Made In London es totalmente artesanal, lo que permite un mayor control de la calidad en sus bicicletas. Su originalidad y funcionalidad ha llevado a las Brompton a traspasar fronteras, manteniendo el Reino Unido como mercado principal, pero con una importante presencia en muchos países de Europa, de entre los cuales se encuentra España, Asia y los Estados Unidos.

Háblanos un poco sobre los orígenes e historia de la marca.
Andrew Ritchie, estudiante de Ingeniería Industrial en Cambridge, al finalizar la universidad empezó con un negocio de jardinería que fue un desastre. Sin embargo, siguió dándole vueltas a sus ideas, y un día usando una bicicleta plegable, pensó que su diseño era muy mejorable y podía ser mucho más funcional. Empezó a hacer su propio diseño, trabajando durante más de un año en nuevas formas de plegar la bicicleta, mediante la rueda trasera, la ubicación de la cadena, etc. El piso donde Ritchie estuvo trabajando en el nuevo diseño se encuentra frente a una iglesia, la “Brompton Oratory Church”: de ahí nace el nombre de la marca. Al principio, contactó con una importante marca de bicicletas del Reino Unido exponiéndoles sus diseños e ideas, pero la propuesta no llegó a buen puerto, y siguió probando con otros. Finalmente, después de cinco años, decidió alquilar un pequeño espacio con un partner, y empezar a producir por su cuenta: fabricaron y vendieron 400 bicis en dos años. Pero Ritchie se dio cuenta que necesitaba financiación para poder empezar a fabricar y vender correctamente, y tardó 6 años en conseguir los medios para poner en marcha la marca Brompton.

¿Cuál es la filosofía que Brompton quiere plasmar en sus bicicletas?
Nuestra filosofía es la de tener la determinación y la independencia para diseñar nuestras propias bicicletas, pensando en los usuarios, los clientes; no en los inversores. Brompton proyecta sus prototipos de manera totalmente autónoma, con su capital privado, y manteniéndose fieles a sus convicciones sobre las necesidades del usuario, sin importar lo que dicta la moda o las tendencias, que a menudo suelen carecer de funcionalidad.

¿En qué se diferencia Brompton de las otras marcas?
Nuestro interés es fabricar y diseñar bicicletas útiles que formen parte de la vida del usuario, que se puedan utilizar cada día, no una vez al mes. En el siglo pasado, las bicicletas se utilizaban como medio de transporte, pero a partir de la década de los 50 los coches reemplazaron las bicicletas, relegándolas a un medio de transporte considerado para pobres. Lo importante entonces era poder presumir de un buen coche y, de esta manera, se creó un modo de vida menos saludable. La bici que Ritchie diseñó nos da más libertad y nos permite cambiar el modo en que la gente vive en la ciudad; integrándose en su vida y haciéndolas más saludables, más sostenibles y, en definitiva, más felices.

¿Cuáles son los principales mercados de Brompton?
En Brompton exportamos el 80% de nuestra fabricación. El Reino Unido es el principal mercado para la marca. En Europa, los principales mercados son España, Alemania y Benelux; en Asia son Japón y Sur de Corea, y Estados Unidos es un mercado muy grande para nosotros. Sin embargo, también tenemos una importante presencia en Singapur, Tailandia, Francia, Italia… Por suerte, nuestro mercado es muy diverso y estamos en muchos países: esto diversifica nuestros riesgos.

¿Cuáles son los próximos pasos de la marca?
Nosotros no somos una empresa de ciclismo. En Londres, solo el 4% de población son ciclistas, pero el 99% sabe ir en bicicleta. Nuestra oportunidad no es con los ciclistas, son el 95% de la población que sabe ir en bici pero elige el Metro para moverse por la ciudad. La gente no conoce los múltiples beneficios de la movilidad en bicicleta. Brompton es una empresa que se focaliza en la vida urbana, hay que comunicar y enseñar a cambiar la manera de vivir, y nosotros los hacemos mediante una bici.

¿Qué novedades en cuanto a productos ha lanzado Brompton para el 2019?
Este año hemos lanzado nuestro primer modelo eléctrico, hemos estado 6 años en el desarrollo de esta bicicleta eléctrica y hemos invertido dos millones y medio de libras. Brompton tiene 40 años de historia, y ahora tenemos interés en los próximos 40, invertimos mucho dinero en nuevas ideas y fabricar mejores bicis para que cada vez más gente la utilice como medio de transporte. A mí, por ejemplo, me gustaría ofrecer una bicicleta eléctrica plegable de menos de 10 kg, pero en estos momentos la tecnología de las eBikes todavía no lo permite. Hemos llegado a la máxima ligereza utilizando los mejores materiales y componentes, y esperamos mejorar todavía más los materiales, las baterías,… Hay que seguir evolucionando el producto para que sea lo más útil posible para el ciudadano.

En Londres, solo el 4% de población son ciclistas, pero el 99% sabe ir en bicicleta. Nuestra oportunidad es con el 95% de la población que sabe ir en bici pero se desplaza en Metro.

¿A nivel Urban, cuáles son las novedades y tendencias más importantes?
Para mí, lo más importante es que los gobiernos, por primera vez en generaciones, se han dado cuenta que el modo de vida actual no es saludable, la salud de la población está empeorando muy rápido (sedentarismo, sobrepeso, stress…) y que no dispone del dinero suficiente mantener la sanidad, los últimos 10 años se han dado cuenta que hay una relación directa entre salud y el dinero que tienen para destinar a la sociedad. Es necesario cambiar nuestro estilo de vida, en especial los jóvenes. Solamente cogiendo la bicicleta en vez del coche mejoramos nuestra salud, la calidad del aire....La ciudad está interconectada y debemos pensar en un modo de vivir mejor, para nuestra salud y calidad de vida.

¿De dónde sale la idea de bicicletas personalizadas y de lanzar ediciones especiales?
La verdad es que inicialmente solo teníamos un modelo, pero en España, por ejemplo, no se necesita guardabarros en la bici, en Japón tienen una posición diferente encima la bicicleta por su morfología más pequeña, en Alemania la gente prefieren colores verdes y negros, en Corea les gusta el amarillo y el rosa,... Al principio teníamos que hacer producciones específicas para los diferentes mercados, ya que eran distintos tanto el consumidor como su uso, hasta la legislación. Para adaptarse a ello, teníamos que fabricar diferentes bicicletas. Como tenemos más de 40 mercados diferentes, fabricamos 60 bicis distintas, desde los primeros años habíamos decidido ser muy flexibles en la fabricación, para adaptar cada bici a su usuario: si vas a utilizar la bici cada día es parte de ti, es como la ropa, para eso damos a los clientes la oportunidad de personalizarla a su manera de ser, a sus gustos.

¿Cuál es vuestra política de fabricación?
Para fabricar bicicletas, necesitas gente especializada, un equipo profesional con recursos y unas buenas instalaciones. Hace tres años invertimos mucho dinero para mudarnos, pasamos de 3 mil metros cuadrados a 12 mil en la nueva planta de fabricación. Hoy tenemos una capacidad de producción de 100 mil bicis al año, este año fabricaremos un total de 50 mil. Nuestra manera de medir el éxito es como podemos cambiar la manera de vivir en la ciudad, me da igual qué cantidad fabricamos, pero si conseguimos cambiar su modo de vida de la gente a más saludable, nosotros seguiremos fabricando. No tenemos interés en vender algo que no resulta útil, pero sí tenemos la ambición de incrementar la fabricación para que más gente pueda acceder a la libertad del ciclismo en la ciudad con Brompton.

En España habéis cambiado el sistema de distribución, ¿cuál es este nuevo sistema?
La manera de vender está cambiando, tienes que tener más cerca al cliente. Coincidiendo con el incendio que sufrió el almacén de Bike Tech, después de unos años en los que hicieron una gran labor, decidimos cambiar el sistema en España y compramos su fondo de comercio (distribución) para gestionarlo nosotros directamente.

Sabemos de los exclusivos eventos de Brompton, ¿de dónde surge la idea de organizar este tipo de carreras, en las que por ejemplo los participantes deben ir en traje?
Fue una idea nacida en España, y de hecho se celebró la primera carrera en España en 2006. Pensábamos que era interesante tener un evento para enseñar a la gente como son las bicicletas Brompton. La primera edición se celebró con 60 participantes, la segunda con 140… y ahora son 14 carreras en el mundo, con más de 70.000 mil participantes y un público de 200.000 espectadores, con premios para el hombre y la mujer más rápidos, más originales,… la vida tiene que ser divertida, y disfrutarla. Por eso queremos mostrar a la gente que el ciclismo no solamente es para profesionales, que es para todo el mundo: es una carrera para recordar que la bici es para todos.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Suscríbete.